Festival de viña: Los cerebros femeninos que dan vida al show

Trabajan directamente con la plana mayor de CHV. Carla Ruz, Productora General; Catalina Judin, Productora Ejecutiva, y la periodista Marianne Miserda, llevan hace tres años las riendas de sus respectivas áreas. La semana del Festival de Viña del Mar duermen 4 horas diarias en promedio, mientras tratan -a distancia- que en sus respectivas familias todo funcione. Aquí desclasifican anécdotas y cuentan cómo han feminizado el certamen musical.

 

Imagen foto_0000002320150217113135.jpg

Por Jessica Celis Aburto. Fotografías: Gonzalo Muñoz.

Estas tres mujeres articulan el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar. Carla Ruz (45) es la mandamás en la Quinta Vergara. En su calidad de productora general del evento musical, es la encargada de organizar y lograr que todos los elementos y componentes del certamen estén, se coordinen y ejecuten exitosamente. Se relaciona directamente con empresas externas, que proveen desde la iluminación y el audio hasta los requerimientos de cada uno de los artistas y las acreditaciones, entre muchas otras responsabilidades. Catalina Judin (30) es ingeniera comercial y, como productora ejecutiva del festival, se hace responsable de las negociaciones y contratos con los artistas. Marianne Miserda (35), en tanto, es periodista, y su función es trabajar directamente con los animadores (Rafael Araneda y Carolina de Moras) en los guiones, pautas y todas sus actividades de prensa. Paralelamente, lo hace con los conductores del backstage, que este año son Carolina Mestrovic y Andrés Caniulef.

¿Cuáles son los mayores desafíos que han enfrentado en ediciones pasadas y cuáles en ésta?
Carla: El desafío más grande fue un año que me tocó trabajar con Luis Miguel, cuando fui designada como la interlocutora entre el artista y el canal. Fue muy complicado tener todos sus requerimientos. Eso fue muy importante porque tuvimos que verle todo: desde sus pasajes hasta lo que comía y tomaba, cómo se movería esos días. Para este año creo que un gran desafío es el señor Ricardo Arjona en el escenario. Aunque su show será más acotado de los que habitualmente ha traído, la Quinta no tiene el espacio para que él pueda hacer todas las maniobras que tiene contempladas. Se quedó en que se adaptaría, ya que lo que a él le importa es el público chileno, pero igualmente es un desafío a nivel escenario.

Catalina: Fue cuando me dijeron que tenía que ser productora ejecutiva del Festival (risas). Fue una sorpresa y tuve que "aperrar". Siempre sentí todo el apoyo del canal y de mis jefes. Había hecho siete festivales de Olmué y tenía la experiencia de haber hecho gestiones económicas en los dos primeros festivales de CHV. Este año lo más complejo fue participar en la nueva licitación. Entró un nuevo personaje, que es Turner (con transmisiones y contenidos a través de CNN, TNT y HTV), un conglomerado de canales gigante. Al ser canales de cable, funcionan de otra manera, con otro modelo de audiencia y negocio. Ha sido complejo transmitirles todo lo que implica hacer el programa en vivo. Además tienen otra mentalidad.

Marianne: Nosotros tenemos súper arraigado cómo funciona el festival, lo que implica que sea en vivo y a la que vez que sea un programa de televisión. Eso cuesta traspasarlo.

Catalina: La gente ve la TV, pero el festival es un gran concierto que dura 6 días, con 14.000 personas que asisten todos los días.

Carla: Piensa que son 4.800 personas acreditadas como trabajadores del festival, ese es nuestro flujo de personas. Y en rigor, para nosotros el festival tiene una transmisión de 10 días, porque agregamos los 4 de ensayo, que generalmente se hacen en tiempo real.

Catalina: A&E nunca hizo lo que harán ellos, que es desplegar equipos para generar sus propios contenidos. A&E sólo se colgaba de la transmisión. Turner nos ha dado un apoyo gigante, porque los spots se han visto en todo el mundo, literalmente. La exposición que nos ha dado tenemos que retribuirla. De hecho, la Municipalidad nos ha dicho que nunca habían crecido tanto las visitas internacionales en su página.

Marianne: Otra cosa que ha pasado es que el nivel de exposición que ha tenido el spot de convocatoria a la competencia internacional fue tal, que se duplicaron los postulantes: llegaron cerca de 1.200 versus las 500 que llegaban antes. En cuanto a mi desafío más grande, al igual que la Cata, fue cuando tuve que asumir el Festival de Viña. Antes trabajé varios años en el canal ("SQP" y "Primer Plano") y también estuve en TVN. Mi desafío más grande para este año lo hemos trabajado con Alex (Hernández), y es que los animadores logren soltarse un poco más. Para eso debo apoyarlos con un un guión que les permita verse más sueltos y creo que va a ser más fácil, porque es su segundo año.

Hubo críticas a Carolina de Moras bastante lapidarias, tanto en términos de desempeño como en su vestuario

 

¿Qué han sacado en limpio a partir de eso como equipo y cómo enfrentarán este año?
Marianne: Hay harto trabajo. El año pasado me quedé con la sensación de que la Carola lo hizo bien. Ella se preparó harto y es lo mismo que hemos hecho este año. Las críticas siempre van a existir, pero en la medida que uno tenga la tranquilidad que hizo lo mejor y dio toda la energía –que es lo que hizo la Carola–, me parece que está bien. El Rafa también es un tremendo partner y ellos se llevan muy bien, tienen mucho fiato. De verdad quedé muy tranquila con el trabajo de los dos y lo bueno es que siempre están las ganas de mejorar. Recibimos todas las críticas y a partir de eso trabajamos.

 

Sigue en página 2….