La madurez de Laura Pausini: "Ser mamá es mi gran privilegio"

Ennio Morriconne hizo los arreglos de la nueva versión de “La soledad”, y Marc Anthony llevó a “Se Fue” por los caminos de la salsa. Ellos son sólo dos de la larga lista de estrellas de la música mundial que la acompañan en su nuevo disco, “20 Grandes Éxitos”, con el cual celebra dos décadas de carrera. Está por segunda vez en el Festival de Viña del Mar y este martes 25 se presenta en Santiago, pero esta vez lo hará con una nueva acompañante: su hija Paola (1).

Por Jessica Celis Aburto.

Setenta millones de discos vendidos, diez álbumes y veinte años de carrera son las cifras contundentes que hoy cuenta en su carrera Laura Pausini. La celebración se ha traducido en un álbum –"20 Grandes Éxitos"– que incluye una monumental lista de colaboradores, que van desde Ennio Morriconne hasta artistas de la talla de Ray Charles, Kylie Minogue, Michael Bubblé, Andrea Bocelli, Charles Aznavour, James Blunt, Marc Anthony y un largo étcera. El aniversario también incluye una gira que la trae al Festival de Viña del Mar y a un concierto en el Movistar Arena, en Santiago, este martes 25.

Empezó a cantar a los 18 años, por lo que prácticamente –y tal como ella dice– siente que su vida profesional y personal han sido casi un mismo camino. "Siempre he tenido que unir mi vida personal con la profesional, y agradezco profundamente eso porque he podido realizar lo que es mi sueño y mi pasión. Siempre me ha resultado sorprendente darme cuenta de la suerte que vino a mi vida", dice al teléfono.

¿Por qué optaste por tantas colaboraciones en este último disco?
Durante toda mi carrera mucha gente me ha ayudado a mejorar mi trabajo. Hoy en día creo que en la música muchas cosas son de manera más frívola y ligera. Valoro el trabajo de artistas consagrados y también de otros más jóvenes que tienen un talento impresionante. No me gusta hacer las cosas sola, y cuando tengo la posibilidad me encanta poder compartir lo que sé, y también aprender de quienes saben más que yo.

Cuentas con artistas como Ennio Morricone, Ray Charles, Charles Aznavour, Kylie Minogue… Eso es bien impresionante…
¡A mí me impresiona también! (risas)… Sigo siendo una niña frente a una tienda de chocolates. Morricone me ha marcado e, imagínate, sinceramente no me esperaba que él se acercara a mí para ayudarme a hacer la nueva versión de "La soledad", la primera canción que grabé cuando tenía 18 años, y que es una canción de adolescentes. Además de ser inmenso a nivel artístico, nunca ha creado arreglos para una canción que no haya escrito él. Me siento totalmente honrada.

Y la convirtió en la atmósfera perfecta para un filme…
Sí. Imagínate que cuando me la presentó la primera vez, lo primero que le dije fue que la cosa más fea que tenía la canción es mi voz (risas)… Sinceramente habría sido mejor sacarla y dejar sólo su música (risas).

¡¿Pero cómo?!
(Risas) Es que sí, a mí me ha pasado lo mismo que sentiste tú cuando la escuché. Cuando la presente con orquesta me saldrá una piel de gallina muy grande. No puedo esperar la reacción de la gente, porque la primera vez que la canté en vivo en español fue en Viña del Mar, y ahora vuelvo con esta versión que espero que le guste a la gente. Lo que presente en Viña será un poco distinto a lo que muestre en Santiago, porque allí haré el concierto que está viajando por el mundo, que es de dos horas y media, con las canciones más conocidas de mi carrera. En Viña es imposible tomarse todo ese tiempo, pero la lista de canciones son sólo mega éxitos, incluída "La soledad". La mayor cantidad de colaboraciones que tengo en este disco es de italianos, y eso me gusta mucho, además de los de habla hispana, como Alejandro Sanz, Miguel Bosé o Marc Anthony. La suerte vino a mi vida, y quiero merecer lo que ella me ha dado, tratando de trabajar lo más que puedo con mucho esfuerzo y sinceridad, que es lo más importante, porque ser sinceros –sobre todo si haces un trabajo público– es la mejor manera para no arrepentirte nunca, aunque los años pasen sin que nadie hable de ti o de tu pasado.

"Se fue", con Marc Anthony, es una de las canciones más alejadas de lo que fue la versión original…
Cuando salió la original en 1994, algunas bandas y artistas habían hecho una versión así como con salsa, merengue, bachata y varios estilos, y me impresionó. Recuerdo que en aquella época decidí con mi padre que si volvía a hacer algo con ella sería con salsa, que es un estilo que me gusta muchísimo. Sola no soy capaz de hacerlo, por lo que le pedí ayuda a Marc Anthony, y él de manera muy positiva se acercó a mí e hizo los arreglos. Nos hemos divertido mucho haciendo la canción.

También incluiste la voz de tu hija, Paola.
Sí, y eso tiene una historia muy bonita. Durante muchos años quise ser madre, y estaba muy triste por no conseguirlo. Un año antes de quedar embarazada escribí la canción "Así Celeste" (incluida en este último disco) para todas las personas que están tratando de tener una familia, quieren tener un hijo, y no se rinden a la idea de soñar. Yo la canté en muchas presentaciones porque estaba incluida en el "Inedito World Tour", y justo quedé embarazada durante esa gira. Cuando mi hijita empezó a hablar (tiene 1 año), una de las pocas cosas que ha dicho es mamá, y un día mágicamente la estaba grabando. Quise poner ese registro dentro del disco porque tiene algo mágico.

¿Cómo ha cambiado tu vida Paola?
Aunque he sido feliz, siempre he sido una persona melancólica y un poco inquieta también. Antes me levantaba siempre con un poco de melancolía, pero desde que está Paola no he dejado nunca de levantarme con una sonrisa, sin tener la voluntad de levantarme pronto para verla. Es una vida que yo suponía que era bonita, pero es mucho más de lo que imaginaba; ser mamá es mi gran privilegio, más que la música.

¿La traes a Chile?
Por supuesto, ella conocerá todo.

Chile es uno de los primeros países que visitaste. ¿Cómo ves tu relación con el público de acá?
En general el público latino y el chileno, en relación al del norte de Europa, es muy caluroso, participativo, desde que piso el escenario hasta el final del concierto. Mi primera gira latina fue en Chile, en 1997, y en Viña del Mar. Ahora regreso este año para celebrar, y es una celebración dentro de la otra: mis 20 años de carrera y mi aniversario con Viña.