Tu Vida

Tommy Torres y su debut musical en Chile: "No me gusta encasillarme"

El artista puertorriqueño acaba de lanzar en Chile “12 historias”, su primer disco que llega al país y el cuarto de su carrera. Ricky Martin, Alejandro Sanz, Ricardo Arjona y Juanes son algunos de los amigos de este músico, que en sus inicios se movió en las arenas del metal rock.

 

Imagen foto_0000002320130710094543.jpg

Por Jessica Celis A. Fotografías: Marco Leal.

No proviene de familia de músicos, y aprendió a tocar el piano de oído, siguiendo canciones populares. A los 17 años, Tommy Torres tocaba en bandas de metal rock, un escenario que cuesta imaginar si se piensa en su último disco, "12 historias", la placa con la que acaba de debutar en Chile.

"Mi papá quería que estudiara Contabilidad como él, pero lo convencí de que la música era lo que más me gustaba en la vida, y luego se rindió (risas). Me fui a estudiar música al Berkley College Music of Boston. También estudié Ingeniería en Sonido y Arreglos, así que nunca se me fue el gusto por ella, al revés, cada vez me metí más. Comencé como ingeniero y asistente de sonido, y ahí surgió la oportunidad de trabajar con otros artistas. En un estudio me siento como pez en el agua, tengo muchas herramientas para usar, aunque eso no quiere decir que haga todo. Soy muy consciente de que la música, cuando es con colaboraciones, sale mejor. Yo tengo un productor porque esa segunda opinión, esa objetividad e ideas frescas, enriquecen mucho el producto final. Mi primer disco sí lo hice entero, pero en los que han seguido he ido delegando y soltando más, y he notado la diferencia. Eso ha permitido que me enfoque más en lo que me interesa, como pude hacerlo con la composición de '12 historias'. A mí me inspira cualquier cosa que me mueva, desde una serie de televisión o una noticia, hasta una conversación con un amigo. Las melodías me salen en cualquier momento, aunque mejor por las mañanas, a los pies de mi cama. Si ya no me salen ahí, me voy al estudio y las termino (risas)".

¿Por qué "12 historias"?

Fue el título más literal que se me ocurrió, porque en este disco he tomado un rol más de narrador que de protagonista. En este disco hay canciones de amor, que son las que más me inspiran, pero también hay temáticas más cotidianas o filosóficas, opiniones.

Se destacan las colaboraciones que tienes…

Al ser mi cuarto disco, quise que me acompañaran quienes lo habían hecho anteriormente. Con todos los invitados tengo una afinidad musical, si no sería raro, no lo hago por otra razón. Con cada uno he podido moldear mi estilo para trabajar en conjunto, y al revés. Llamé a Ricky Martin, Ricardo Arjona, Alejandro Sanz, Juanes, aunque con él no había trabajado en el pasado pero sí lo conocía. Las colaboraciones no son las típicas, en el sentido de sólo alternar versos. Por ejemplo, Juanes me acompañó con un solo de guitarra eléctrica en "El Abrigo".

¿Con qué te quedas de cada uno?

Arjona es un cantante que tiene muy claro lo de las letras. Tiene un proceso muy distinto de la forma en que enfrenta las letras y encuentra esas frases que se te quedan. Sanz es muy melódico, va montando las letras encima de manera muy poética, para mí es un compositor más abstracto, que pinta imágenes. Ricky es de mucha experimentación musical, cada disco suena distinto al anterior, como que siempre te reta, y yo me identifico con eso, con el riesgo, porque necesito sentirme emocionado con lo que hago, como si fuera la primera vez. No son cambios radicales, pero siempre busco algo nuevo.

Sigue > >