Carey Mulligan, protagonista de 'El gran Gatsby': "Lloré cuando obtuve el papel"

Este jueves 30 llega a los cines “El gran Gatsby”, una de las películas más esperadas del año, dirigida por Baz Luhrmann (el mismo de “Moulin Rouge”, “Romeo + Julieta” y “Australia”, entre otras), y protagonizada por Leonardo Di Caprio y Carey Muligan. Tanta era la expectación que se adelantó su estreno mundial para el Festival de Cannes, donde impactó por su fotografía e impresionante reconstrucción del lujo y glamour de los locos años 20.

 

Imagen foto_0000002320130529121347.jpg

Gentileza Warner Bros. Fotos: Getty Images.

Al ver a Carey Hannah Mulligan interpretando a "Daisy" en esta nueva versión de "El gran Gatsby", da la sensación que ella realmente "vivió" en plena década de 1920, justo antes de la Gran Depresión, cuando parecía que lo único importante eran las fiestas interminables, el charleston, beber champaña e ignorar lo que pasaba más allá de tus narices. Lo cierto es que esta actriz de 28 años es británica, y entre sus créditos destaca su aparición en "Orgullo y prejuicio", junto a Keira Knightley, Judi Dench y Donald Sutherland.

Hubo una gran competencia por este papel, ¿por qué te interesó?
Como tres días antes de la prueba descubrí que, en realidad, estaba en el proceso de audición. Nunca había leído el libro y no sabía mucho acerca de él, aparte de que está ambientado en la década de 1920 en Nueva York y que fue escrito por F. Scott Fitzgerald. Así que lo leí, revisé el guión que me habían enviado para la prueba, tomé un avión, fui a Nueva York y audicioné (risas). Si hubiera tenido más tiempo para pensar en todo esto, creo que habría resultado una experiencia realmente abrumadora.

Después de leerla, ¿qué te pareció la novela?
La encontré increíble, me la devoré, me encantó. No podía creer que jamás la había leído. Fue una atracción inmediata, no sólo por "Daisy", que encontré un personaje increíble, sino también por quienes estaban involucrados en la película, Leo (Leonardo Di Caprio) y luego Baz (Luhrmann) dirigiendo, con quien siempre había querido trabajar.

¿Te intimidó el director, de alguna manera?
Al comienzo, pero su energía es tan acogedora y juguetona que manejó todo con gran entusiasmo y espíritu de aventura, lo que era básicamente necesario para la película. Y Leo estuvo realmente increíble. Yo no sabía qué esperar, porque no lo conocía.

¿Es verdad que lloraste cuando Baz Luhrmann te llamó para decirte que el papel era tuyo?
Es cierto (risas).

¿Qué fue lo que más te llamó la atención de "El gran Gatsby", considerada una de las más grandes novelas norteamericanas del siglo XX?
Es rica y divertida, hay mucho humor, la tragedia golpea al final. "Daisy" es como una especie de red imposible de desenredar.

¿Cuál fue el principal desafío para interpretar a "Daisy"?
Para querer a "Gatsby" necesitas, en algún punto, sentir lástima por ella. Tenía que sentir que las cosas podían pasar, que su sueño, el sueño de él, podía ser realidad. Para trabajar la tragedia, debes sentir algo por los dos, y "Daisy" tiene algunas maneras de comportarse inherentemente desagradables, por lo que fue un desafío representarla. Tienes que tratar de entender por qué la gente quiere estar a su alrededor, por qué se derriten por ella y cómo es que, de alguna forma, atrapa a "Gatsby" y a todos esos jóvenes…

Sigue > >