Tu Vida

Keira Knightley, la nueva Anna Karenina: "Si una relación no funciona, debes salir de ahí"

Sensual, sofisticada y de mirada inquietante, Keira Knightley posee caractarísticas físicas que se ajustan perfecto a la trágica “Anna Karenina”, una aristócrata de la Rusia del siglo XIX que se atreve a abandonarlo todo por seguir a su amante. No por nada la actriz revive a este personaje en la nueva adaptación para el cine de la clásica obra de León Tolstoi, una película que vale la pena ver no sólo por la historia, sino también por su vestuario, premiado con un Oscar.

 

Imagen foto_0000002420130312095138.jpg

Agradecimientos a U.I.P.

Nadie mejor que ella para lucir los hermosos trajes de época que Jacqueline Durren diseñó para la nueva versión cinematográfica de "Anna Karenina". De figura sensual y sofisticada, Keira Knightley no puede sino destacar con este vestuario, galardonado con un Oscar, un Bafta y un Critic's Choice Award, entre otros trofeos.

Considerada una de las actrices más atractivas de la pantalla grande actual y escogida por Chanel para ser el rostro de su perfume Coco Mademoiselle, su estampa parece concordar a la perfección con las características de la mítica y trágica heroína de León Tolstoi: una aristocrática mujer rusa que, en el siglo XIX, osó romper su matrimonio y abandonar a su hijo para seguir a su amante, obteniendo a cambio un absoluto rechazo social.

Greta Garbo, Vivien Leigh, Jacqueline Bisset y Sophie Marceau han sido algunas de las actrices que anteriormente interpretaron este rol en el cine. Y la oportunidad fue ahora para esta británica que acompañó a Johnny Depp en "Piratas del Caribe".

El director Joe Wright –a cargo de la nueva "Anna Karenina"- no tuvo dudas al respecto, pues conocía también el desempeño de esta actriz frente a las cámaras, después de haberla dirigido en "Expiación, deseo y pecado" y en "Orgullo y prejuicio", cinta por la que ella fue nominada a un Oscar.

Jude Law, en el papel del marido engañado, y Aaron Taylor-Johnson, en el rol del amado "Vrosky", completan el elenco principal de la película, cuya historia es descrita por Keira Knightley como "un reflejo del amor en todas sus formas".

"El romance es sólo una parte de la obra. Ya sea lujuria a simple vista o amor romántico, es por lo que 'Anna' se deja llevar. Lo terrible es que ella no puede reconocer el amor, y cuando éste es menos intenso que el romance inmediato, piensa que ha desaparecido, que ella ha fallado y que está sola. Esa es la tragedia", explica.

¿Cuán íntima ha llegado a ser tu relación profesional con el director Joe Wright?

Muy cercana, porque somos amigos y vivimos cerca el uno del otro, así que lo veo a menudo. Se nos había olvidado que han pasado cinco años desde la última vez que trabajamos juntos. Hemos hecho publicidad en el intertanto, pero no una película, y nos dimos cuenta de que ambos hemos cambiado mucho. Pero nos tomó un minuto volver a conectarnos y creo que se debe bastante al personaje y a la obra. Ella es una criatura extraña, que implicó un acto de equilibrio constante entre tratar de hacerla comprensible y simpática, pero no demasiado simplista. Hubo días en que Joe decía: "La odio. Simplemente, la odio". Nos habría gustado que volviera atrás.

¿Y tú? ¿Odiaste a "Anna" en algún momento?

Es imposible no hacerlo, como cuando te portas mal y piensas: "Dios, no puedo creer que haya hecho algo así". Es por eso que a veces puedes odiarla, pero ese odio no viene de no comprenderla. Ella es un personaje que te obliga a observar tu propio comportamiento y tu moralidad, y hace que te preguntes si acaso eres mejor.

¿Dirías que eres de esas personas que sigue siempre sus deseos?

No pudeo decir que siempre lo hago, pero si respondo que jamás lo he hecho no estaría siendo honesta. Todos somos egoístas a veces, como seres humanos.

Sigue > >