Tu Vida

Guido Vecchiola nos confiesa sus secretos: "No me resisto a un beso bien dado"

Es actor y tiene 39 años. Se confiesa soltero y asegura que se obsesiona con facilidad.

 

 

Imagen foto_0000000120130304155440.jpg

Lo primero que haces cuando te levantas:
-Mi despertador suena, generalmente, a las 7 de la mañana; entonces, lo primero que hago es apagar muy rápido el ring de la alarma. Es que siempre me quedo diez minutos más y, después de eso, me tomo un vaso de agua.

 

¿Qué necesitas para ser feliz?
-Yo creo que es no perder el foco de que la felicidad está en uno, de que la felicidad se logra, en la medida en que uno está tranquilo y en paz. Pero creo que no necesito nada físico y nada material… Es que la felicidad es un estado, es sentirse agradecido por las experiencias que uno vive.

 

Palabra que mejor te define:
-Yo creo que soy, no sé si exigente, pero sí soy una persona a la que le gusta todo muy ordenado… Yo creo que me obsesiono con facilidad, soy obsesionado porque las cosas funcionen y salgan perfectas.

 

Mujer que consideras irresistible:
-Son súper distintas, pero yo diría que Angelina Jolie y Cate Blanchett. Ellas son prototipo de mujeres que me gustan; son muy inteligentes, bellas y son mujeres con las que uno no podría tener el control, porque están fuera del alcance de eso… Y chilenas, yo creo que hay varias guapas; está la Fran García Huidobro, Tonka Tomicic, la Leo Varela… ¡Hay muchas!

 

Un defecto femenino que no soportas:
-Me gustan las mujeres de personalidad fuerte, por lo tanto, creo que el gran defecto de algunas, es cuando creen que el hombre puede mandar más, o bien, que es más importante que ellas. Cuando las mujeres se olvidan de eso, creo que pierden el atractivo.

 

Un aroma excitante:
-Soy poco de perfumes y me gusta el olor al cuerpo… Ahora, no todos los cuerpos tienen buen aroma, pero sí, me gusta el olor a cuerpo. Entre menos perfume uno tenga, mejor para mí.

 

Tu mayor pasión:
-Creo que se divide en dos cosas: en mi trabajo y en el tiempo libre que puedo disfrutar. Se contraponen absolutamente, pero son las dos cosas que me preocupan hoy en día: trabajar lo mejor posible y ser lo más eficiente en lo que hago; pero, en el momento en que me relajo, me interesa zafarme y desconectarme de todo.

 

¿A qué no te puedes resistir?
-Al chocolate, que me encanta… Y a un buen beso tampoco.

 

Hoy, ¿estás solo o acompañado?
-Nunca estoy solo y nunca estoy cien por ciento acompañado… Yo creo que uno tiene que tener gente que te acompañe, a ratos, pero demasiado acompañado tampoco es la idea. Es que yo soy un alma solitaria, me gusta estar solo a momentos.

 

Si pudieras retroceder el tiempo, ¿hay algo que cambiarías?
-No, porque creo que dejaría de ser yo. Es que siento que muchas veces, en base a los aciertos y a los errores, uno se construye a sí mismo. Y, en ese sentido, creo que los errores hay que tomarlos como un buen aprendizaje, yo lo miro como algo positivo.

 

Tu mayor satisfacción:
-Sentir que estoy logrando un equilibro, estar tranquilo conmigo, aceptar todo lo que me ha pasado, vivir feliz con los aciertos y no cuestionarme más allá.

 

Y lo último que haces antes de irte a dormir:
-Además de lavarme los dientes, veo tele un rato. O, lo que trato a veces, es de leer. Es que depende de cuán rápido me quiero quedar dormido; el libro me hace dormirme luego y la tele me demora un poco más.