Pedro Astorga y María Paz Wagner: "Lo nuestro es amor de verdad"

Ingresaron a un reality solteros, con la ambición de ganar. Contra todo pronóstico llevan 5 meses de relación intensa. Y es que, más allá de convertirse en la dupla vencedora del programa de Canal 13, “Pareja Perfecta”, han consolidado su romance de regreso en el mundo real. Para este especial de los enamorados, los invitamos a jugar frente a nuestro lente, se mostraron desenvueltos y muy seductores los resultados hablan por sí mismos.

Por Erika Cabrera. Fotografías: Gonzalo Muñoz. Dirección de arte: Coca Cabargas. Producción de moda: Susana Marín. Make up: Paula Bruzzone. Producción general: Carla Ingus.

La propuesta era jugar sensualmente ante nuestro lente, y Pedro Astorga (24) y María Paz (29) Wagner no se hicieron problema. Luego de haber vivido frente a una cámara casi 5 meses y haber sobrevivido a la presión de ser observados constantemente, la "pareja perfecta", reconocida por el atractivo de ambos, se instaló en el estudio fotográfico y se dejó llevar por un seductor juego.

Él, estudiante de publicidad, y amante de la naturaleza y del rafting (hijo de Ricardo Astorga, además). Y ella, periodista de profesión y aficionada al deporte, en especial al spinning y al box. Dos jóvenes que cruzaron sus caminos, inesperadamente, con el telón de fondo de un programa de televisión y que, en la actualidad, se ven radiantes y más felices que nunca. Y es que no sólo atesoran grandes momentos de aquella experiencia, sino que de ésta nació un lazo que, tal como aseguran Pedro y Maripi, los marcará a ambos de por vida.

Entraron al reality, comenzaron una relación, se quedaron con el premio máximo y hoy, siguen siendo una pareja, ¿cómo viven su amor en esta nueva etapa?

-Pedro: Ha sido súper intenso en todo sentido, porque nos hemos empezado a re-conocer, por así decirlo. Estamos descubriendo muchas cosas que, desde adentro del encierro, no percibíamos y, bajo ese contexto, ha sido diferente… Diferente, pero mucho mejor, así que estamos muy bien y felices. Esperando a ver qué irá pasando con el tiempo.

-María Paz: ¡Claro!, es que conocerse en un reality, no es lo mismo que conocerse en la vida normal, porque existe la familia, existe el carácter y muchas otras cosas que, quizás, estando  adentro no afloran… Entonces sí, prácticamente nos hemos ido re-conociendo y empezando una nueva relación… Con sus dificultades, como todas,  pero siempre es más fácil solucionarlas cuando no hay cámaras de por medio, ni el foco de la televisión. Por lo tanto, raya para la suma, creo que hemos ido mejorando en todo sentido, así que estamos felices los dos.

¿Ustedes se conocían desde antes del reality?

-Pedro: No.

¿Ni siquiera se habían topado por ahí?

-María Paz: Nunca nos habíamos visto ni nada, sino hasta que llegamos al programa… Transcurrió alrededor de un mes, más o menos, cuando empezamos a competir juntos y, desde ahí, una cosa llevó a la otra y terminamos en relación.

¿Qué motivó sus primeros acercamientos?

-María Paz: Yo creo que nos unía mucho nuestra personalidad y que nos gustaba el deporte porque, realmente, ninguno de los dos estábamos ahí por la televisión. Al contrario, estábamos ahí para ganar un programa que, al menos para nosotros, estaba mucho más ligado a lo físico que a lo televisivo.

Durante los meses de encierro se vio que ambos son de carácter fuerte, ¿dirían que esa es una dificultad?

-Pedro: Sí, los dos tenemos carácter fuerte, chocamos de vez en cuando y, por ejemplo, por una cosita chica, al final podemos tener una tremenda pelea… Pero bueno, de a poco nos hemos ido entendiendo más y, ese carácter fuerte que tenemos los dos, hemos ido aprendiendo a domarlo.

¿Ustedes son novios, pololos o "amigos con ventaja"?

-Pedro: Pololos, hace tiempo ya.

-María Paz: Sí, nos pusimos a pololear adentro del reality… Es que él me pedía pololeo y yo le decía que no y, al final, le terminé pidiendo pololeo yo.

¿Y cuánto tiempo llevan?

-María Paz: ¿Cuánto llevamos?

-Pedro: ¡No sé! ¿No te acuerdas de la fecha en que me pediste pololeo?

-María Paz: Llevamos como cinco meses, más o menos, porque nos pusimos a pololear como al mes de estar en el encierro y ya llevamos un poquito más de un mes afuera… Pero igual es como si lleváramos más tiempo porque, en realidad, uno no tiende a compartir con una pareja las 24 horas del día, los siete días de la semana y por cuatro meses. O sea, ¡es mucho más intenso que cualquier otro comienzo de relación!

Por otro lado, ustedes confirman que el amor de reality puede funcionar…

-María Paz: Es que yo creo que hay de todo. Yo pienso que hay más de mentira que de verdad, porque esto es ficción, es televisión y que eso no se olvide. Y es que, a pesar de que éste era un formato en parejas, seguía siendo un programa y, por lo mismo, yo creo que se juzgó tanto y no se creyó en nuestra relación.

Se dijo que les convenía estar juntos por estrategia…

-María Paz: O sea, el slogan del programa decía "por amor o conveniencia"… Sí, todo el mundo pensaba que era conveniencia, pero de conveniencia había re poco en nosotros. Al contrario, había puro amor y, como también éramos los dos buenos competidores, todo conjugó para que pudiéramos ganar… Pero sí, lo nuestro era amor y es amor de verdad.

"NUESTRAS PROYECCIONES SON VIVIR EL DÍA A DÍA"

Pedro, ¿qué es lo que te enamoró de María Paz?

-Pedro: Su compañerismo, que lo paso bien con ella, que se ríe de todos mis chistes fomes, que es estupenda… Es que yo creo que uno no se enamora solamente de una cosa, yo creo que uno se enamora de todas las cositas  y aquellos pequeños detalles que tiene una mujer.

Y a ti María Paz, ¿qué te gustó de él?

-María Paz: A mí lo primero que me gustó de Pedro, fue que  lo encontré una persona buena, súper sana y, a lo largo del programa, lo fui conociendo y descubriendo que era muy caballero. Aparte, porque lo encuentro que es una linda persona, que es cariñoso conmigo, que me quiere harto y que siempre quiere lo mejor para los dos. Aunque tengamos nuestros conflictos y peleas, él siempre busca lo mejor para la pareja y, en ese sentido, me siento apoyada y súper protegida.

¿Cuáles son sus proyecciones? ¿Han hablado sobre convivir o casarse?

-Pedro: Nuestras proyecciones son vivir el día a día; obviamente, planeando algunas cosas de aquí a dos semanas o un mes… Pero no, estamos súper tranquilos juntos y viendo cómo se va armando esta historia de amor entre los dos. Aunque no tenemos ningún apuro.

-María Paz: Igual pasamos harto tiempo juntos, entre que yo estoy en el Cajón del Maipo con él, o buscamos otras instancias… También cada uno hace sus cosas pero, así como proyectos, yo creo que  por ahora son estar bien, felices y poder extenderlo lo más posible.

-Pedro: Pero nunca hay que vivir en el futuro, ni vivir del pasado. Hay que vivir el presente y en eso estamos nosotros. Súper bien.

Y en sus momentos de intimidad, ¿se definen más apasionados, más románticos, más salvajes…?

-Pedro: ¡Como un camaleón!

-María Paz: Sí. Es que tiene que ser una mezcla; tiene que ser amoroso, tiene que ser apasionado y, para que el sexo sea bueno, yo creo que tiene que tener un poco de todo… Porque una misma cosa siempre ¡cansa!, tiene que ser variado.

¿Lo practican seguido?

-María Paz: Lo pasamos bien, ¡disfrutamos harto!… En verdad, disfrutamos todo lo que no pudimos disfrutar en cuatro meses de encierro.

"ESTA EXPERIENCIA NOS VA A MARCAR PARA SIEMPRE"

Y en el pasado, ¿han sido muy pololos?

-María Paz: Sí. Yo he tenido hartos pololos, buenos y malos como en  todo pero, gracias a Dios, hoy día tengo buena onda y amistad con la mayoría de ellos…, así que bien.

¿Alguna relación tortuosa?

-María Paz: Sí, también he tenido relaciones tortuosas, pero creo que la clave está en sacar lo positivo de cada experiencia. Finalmente, a nadie lo obligan a estar con la otra persona, así que considero que no vale la pena arrepentirse ni juzgar. Al contrario, hay que sacar las enseñanzas y, por lo menos a mí, creo que todas mis relaciones me han servido para algo.

Y tu Pedro, ¿has sido muy "picaflor"?

-Pedro: Yo he sido más bien de pololeos de verano, relaciones cortitas de las que guardo muy lindos recuerdos… Pero nunca había tenido una polola seria-seria hasta ahora, esta es mi primera vez.

O sea, el destino hizo lo suyo…

-Pedro: Sí, el destino nos juntó.

-María Paz: Pero hizo que nos encontráramos en un momento raro. En un momento complicado para los dos en el que, sin embargo, nos supimos apoyar, supimos acompañarnos y estar juntos en todo. Y yo creo que eso va a quedar para el resto de nuestras vidas. O sea, si seguimos juntos o no seguimos, creo que esta experiencia que vivimos los dos y la relación que construimos ahí adentro, nos va a marcar para siempre.

¿Cómo piensan celebrar su primer 14 de febrero?

-María Paz: Mira, no sabemos si vamos a poder estar juntos el mismo día, pero Pedro me dijo que lo vamos a celebrar cuando sea y que me va  hacer una comida.

-Pedro: Claro. Yo le dije que si el 14 no estamos juntos, no importa, porque nuestro día de los enamorados son todos los días. Pero bueno, igual lo vamos a celebrar, yo le voy a preparar algo rico y  le voy a dar algún paseo por ahí… El tema es que algo se va a hacer.

¿Celebran también los cumple mes?

-María Paz: No y, de hecho, ni siquiera hemos fijado un día de cumple mes. Vamos a tener que elegir uno

-Pedro: O cuando nos vayamos a Cuba, ese puede ser nuestro aniversario.

¿Se van de vacaciones?

-María Paz: Es que nos ganamos un premio a Cuba.

-Pedro: Así que en abril nos vamos para allá. Será nuestra primera luna de miel…Ojalá no peleemos antes.

¿Alguno de los dos es celoso?

-María Paz: Yo creo que los dos somos un poquito celosos.

-Pedro: Yo creo que la María Paz es un poco más celosa.

-María Paz: No, pero es que,  ¡imagínate! Él salió como el mino del reality, tiene que hacer sus eventos y, claramente, a mí no me gusta ver a mi hombre arriba de un escenario con las mujeres moviéndose encima. Esa es una cosa que no la puedo negar, es obvio, pero tengo que tratar de tomármelo con andina, como se dice, porque yo sé que tampoco es lo que él quiere para el resto de su vida. O sea, es un minuto, tiene que aprovechar y lo entiendo. Pero es lógico, es difícil ver a tu hombre en esa situación y no sentir nada.

Y, por su lado,  ¿Pedro nunca te cela?

-María Paz: No, ¡es que yo soy una mujer muy de su casa!… Bueno, de repente le dan sus arranques de celos, pero siento que de parte de los dos es muy normal. O sea, para todo lo que nos exponemos, que es propio al salir de un reality, no es nada enfermizo.

A propósito, ¿qué hicieron con el premio?

-María Paz: Está guardado, esperando ser invertido en algo, pero con tranquilidad. En ese sentido, no vamos a apresurarnos, pero yo creo que a los dos nos gustaría tener bienes raíces y apoyar a nuestras familias en lo que se pueda. Así que la plata va a estar guardada hasta que decidamos qué hacer con ella.

¿Cuáles son sus planes en lo laboral?

-Pedro: Yo en marzo vuelvo a estudiar. Estoy cursando Publicidad y me queda ya el último añito.  Y después, estoy planeando algunos proyectos, ojalá con mi papá y con mi primo Pangal.

Entonces, ¿te gustaría seguir en televisión?

-Pedro: Es que me da lo mismo seguir o no en televisión, pero sí es algún proyecto con mi padre o con mi primo, pucha, ¡sería increíble! Eso sí que me gustaría hacerlo.

-María Paz: Y en mi caso, en algún momento tuve conversaciones para estar en TV, quizás, con algo ligado al deporte, pero yo creo que voy a volver a lo que hacía antes de entrar al reality.  Ninguno de los dos buscó la televisión, no era nuestro fin y ahora, creo que cada uno va a intentar volver a su vida. Por mi parte, yo soy periodista, trabajaba en producción y me gustaría volver a dedicarme a eso… Al final, uno siempre vuelve a sus orígenes.