Gemma Arterton: La Gretel del siglo 21 nos cuenta cómo será la nueva versión de Hollywood

No es el primer cuento infantil transformado en una moderna historia de persecuciones y luchas. Antes fue “Blancanieves y el cazador”; ahora es el turno de “Hansel&Gretel”, ese tierno par de hermanos abandonados en el bosque que querían ser devorados por una bruja mala Claro que ahora tienen flechas, rifles, son adultos, y matan brujas.

Por Alexandra Gallegos A. Agradecimientos a UIP Chile.

Su infancia fue distinta, casi tanto como la de "Gretel", la protagonista del cuento creado por los hermanos Grimm a principios del 1800, y cuya historia hoy protagoniza en el cine, aunque con un guión moderno y efectos especiales por montones, en "Hansel&Gretel, cazadores de brujas". Gemma (27) se crió en Gravesend, Kent, Reino Unido, y al momento de nacer tenía lo que se conoce como polidactilia, es decir, dedos de más, condición que afecta a uno de cada mil niños. Luego sus padres –él soldador y ella limpiadora– se divorciaron cuando ella tenía 5 años, por lo que vivió con su hermana menor y su madre. Desde muy pequeñas sus padres las alentaron a explorar sus capacidades creativas; así su hermana Ana desarrolló su gusto por el canto, mientras que Gemma decidió actuar.

Durante sus años de adolescencia perteneció a diversos grupos reconocidos de teatro, apareciendo en producciones como "The Massacre of Civitella" y "Guiding Star". El 2004 ganó el premio a la Mejor Actriz de Reparto, que le ayudó a ganar una beca para estudiar en la Academia Real de Arte Dramático (RADA).

Su primer papel importante en el cine llegó el 2008, cuando apareció acompañando a Daniel Craig en la película de James Bond "007: Quantum of Solace", en el rol de "Strawberry Fields" (de hecho lo primero que filmó de la cinta fue justamente la escena de amor con Craig), y el 2010 protagonizó "El príncipe de Persia, las arenas del tiempo".

Tiene un tono de voz que directores y coprotagonistas califican de especial y único; es fanática de la marca Louis Vuitton, y en junio del 2010 se casó con Stefano Catelli

Gretel

En "Hansel & Gretel: cazadores de brujas" comparte pantalla con Jeremy Renner ("The Avnengers"). La historia, basada libremente en las figuras icónicas del cuento de los hermanos Grimm, está dirigida por el noruego Tommy Wirkola, y retoma la historia del dúo conformado por "Hansel" y "Gretel" unos 15 años después de su encuentro con la bruja del bosque, cuando eran niños. Ahora son una especie de caza-recompensas dedicados a poner fin a las brujas. "Este es mi primer gran papel de acción. Siempre me ha gustado ese tipo de personajes, y no te los ofrecen muy a menudo, por lo que fue una gran oportunidad, al igual que trabajar con Jeremy (Renner)".

¿Es cierto que para conseguir el rol en "James Bond, Quantum of Solace", debiste dejar atrás a otras 1.500 actrices?
¡Eso es lo que se dijo (risas)! Pero en verdad no lo sé. Ahora, sí es cierto que para cada película recorren el mundo buscando a las chicas Bond más apropiadas…

¿Qué te gustó del guión de "Hansel & Gretel"?
Me encantó esto de basarse en el cuento de hadas infantil… Y también la forma que tomaba la historia hacia adelante, de estos niños que crecieron hasta ser cazadores de recompensa con un carácter muy irascible, que habían desarrollado una especie de armadura emocional de defensa personal con el fin de sobrevivir. También estaba el aspecto lúdico de la misma. Y porque es una película de fantasía, significaba que podía jugar y hacer realmente lo que quisiera…

¿Cómo te preparaste? Al parecer no tuviste mucho tiempo…
No lo tuve. Estaba haciendo una obra en Londres, de Ibsen, "The Master Builder", totalmente inmersa en un rol muy frívolo, un papel de carácter de una bailarina. Tuve que hacer un montón de entrenamiento, ir al gimnasio, ponerme en forma, aprender a pelear. Tuve que ganar un poco de estabilidad, peso, y también aprender a superar mis miedos con acrobacias. Es decir, había hecho acrobacias en el pasado, y me encantó, pero nada como esto.

Cuéntanos del trabajo con Jeremy Renner…
Tuvimos una gran conexión. Él es un actor muy generoso, él quería que hiciera la película, por lo que me apoyó mucho y me hizo sentir segura. Hizo muy fácil tener esta relación de camaradería, con bromas como las que se hacen hermanos y hermanas.

El vestuario es impresionante, ¿algo que decir al respecto?
Guau, las chaquetas… Me sentía femenina, pero al mismo tiempo eran de aspecto muy duro. Trabajé de cerca con Marlene Stewart, la diseñadora de vestuario, en conseguir el aspecto correcto, tener la flexibilidad necesaria para hacer las escenas de riesgo, pero aún así a la moda.

¿Tiene algo que ver con tu propio estilo?
Tiendo a ser un poco más femenina. Pero no demasiado.

¿Cuál fue tu mayor reto al hacer esta película?
El lado físico. Para una película de esta magnitud se filmó muy rápido, casi 4 meses, por lo que teníamos una agenda muy apretada. Teníamos que seguir adelante con ella y trabajar a un ritmo que creo que se prestaba a la energía de la película. Fue agotador, pero gratificante. Ahora entiendo por qué a los hombres les encanta hacer películas de acción…

¿Dónde filmaron?
En Berlín. Podría hablar todo el día sobre Berlín. Es la ciudad más brillante que jamás he conocido. Lo pasé muy bien, todos nos divertimos. Berlín es como una isla urbana, con alrededores preciosos, bosques antiguos…

¿Cuándo decidiste ser actriz?
Cuando tenía unos 17 años. Hasta entonces lo hacía por diversión. Siempre me había gustado, pero nunca fue algo que pensé podía dedicarle mi vida.

¿Cómo fue la transición a Hollywood?
Fue difícil en ese momento. Era joven, y venía de un ambiente teatral. Todavía me siento más cómoda allí que en cualquier otro, aún siento que es mi pasión. Hollywood es un lugar muy variado. Las películas en que he participado han sido grandes éxitos de taquilla… En el teatro hay un máximo de 15 personas. Así que para mí fue abrumador. Pero ahora me siento mucho más a gusto con todo.

¿Habrá una secuela de "Hansel & Gretel"?
Me encantaría ser "Gretel" nuevamente porque fue una gran experiencia, lo pasamos muy bien, formamos un gran equipo. ¿Quién sabe? No puedo decir. Vamos a ver qué pasa.