Roberto Artiagoitía, El Rumpy: "No tengo inhibiciones de rock star"

El locutor de radio Corazón ha estrenando su nueva película, “Paseo de oficina”, en la cual se luce nuevamente como director. Un hombre que se ha consolidado en las comunicaciones, aún cuando se define de lo más sencillo en su vida normal.

%%fotocuerpo1%%

Por Erika Cabrera

El desenfadado "Rumpy" –siempre dispuesto a aconsejar, especialmente si se trata de temas de corte amoroso y sexual– está expectante ante los resultados que obtenga su recién estrenada cinta, "Paseo de oficina", que llegó a los cines el pasado jueves 4 de octubre. Es su tercera experiencia en la dirección, luego de "Radio Corazón" (2007) y "Grado 3" (2009).

¿Qué esperas de esta película? ¿Que sea un éxito o, más bien, te interesa la  satisfacción personal?

A mí lo que más me gusta de mis películas es que la gente las disfrute. Creo que en la medida que más gente disfruta la película, la recomienda y las cosas empiezan a suceder una detrás de la otra. Ahora, ¿cómo me siento realizado yo? Cuando la gente entiende la película, cuando entienden los personajes, cuando se identifica con ellos… Por ahí va lo mío.

Al menos, se percibe una buena sensación en el ambiente…

Sí, es que ya hicimos todo el trabajo que había que hacer: promocionar, hacer entrevistas, traer a Gastón Pauls desde Argentina… En ese sentido ya hicimos la pega. Pero lo que suceda de aquí en adelante ya no depende de nosotros.

Sin embargo, ¿cuál es tu percepción, en general, del cine chileno?

Creo que este es un año que no se va a repetir, hasta por lo menos diez años más, en cuanto a la cantidad de público. El año pasado creo que hubo 700 mil espectadores, y este año ya van 2 millones sólo en una película, "Stefan versus Kramer"… O sea, creo que estamos en el mejor año en la historia del cine chileno, sin lugar a dudas, y ojalá esa sensación que hay en el ambiente, de que al público le gusta ver cine chileno, se repita con "Paseo de oficina" y vayan a verla, porque lo van a pasar muy bien.

Es 100% humor, ¿verdad?

Sí, es una comedia y es para ir a reírse, totalmente.

Además, el elenco es variado y llama la atención…

Sí, hay gente con la que ya había trabajado, como Daniel Alcaíno y Fernando Godoy, pero también hay rostros nuevos para mí, como Gastón Pauls, Luis Gnecco, Manuela Oyarzún…, entonces está bien interesante el elenco.

Y para la temática de la cinta, ¿te inspiró algún hecho en particular?

Bueno, en la radio hemos sido comprados por varias multinacionales, entonces ahí se da este fenómeno de que una empresa chilena mediana es comprada por una multinacional y las reglas del juego cambian… Por ahí se encendió la primera llamita y, después, esto de hacer un paseo de fin de año es algo muy común. Es decir, todos hemos tenido un jefe y todos hemos organizado una salida con los colegas a fin de año.

En ese sentido, será fácil que el público se identifique…

Claro, pero no solamente los trabajadores se van a identificar, sino también los empresarios.

¿Y cómo fue esta experiencia en la dirección? ¿Diferente a las anteriores?

Sí, porque esta vez dejé a los actores improvisar y buscar nuevos elementos para aportar a sus personajes, lo que me dejó muy contento. O sea, la verdad es que el cincuenta por ciento de la película fue inventada en el set, y eso fue súper choro de vivir. Es que como teníamos un plan de rodaje bastante relajado nos quedaban horas libres, y así empezaban a salir cosas que no estaban en el guión. Cosas que, al final, fueron generando unas ganas y una soltura en la manera de trabajar de los actores  que llevó a lo que el montaje es.

¿Es tu mejor película?

Gente bastante crítica me ha dicho que es por lejos mi mejor película… Claro, tal vez porque las anteriores estaban asociadas a mi programa de radio y ésta no… En realidad para mí todas han sido muy importantes, muy queridas y de mucho trabajo. Sin embargo, esta vez sí siento que he crecido en la manera de abordar los temas, de darle un espacio a la reflexión y de abordar los temáticas desde una perspectiva más madura.

Pero igualmente, imagino que hay contenido sexual…

Claro que sus cositas hay porque, de hecho, todas mis películas han sido para mayores de 14 años. Y particularmente en el caso de ésta, ya que en todo paseo de fin de año hay algún "apretón"…

¿La historia transcurre en un solo día?

Sí, es un día que va desde las ocho de la mañana a las ocho de la noche. Son doce horas en la vida de los personajes.

¿Ya estás pensando en tu próximo proyecto?

Mira, tengo varias ideas en distintos procesos. Es que en lo que yo más me demoro es en llegar a un buen guión y, después, en conseguir las platas… Pero sí, tengo otros proyectos un poco más o menos avanzados, aunque el cine es una cosa de tiempo. Tenemos que esperar el momento en el que se produzca la llave para poder entrar  y filmar, entonces me lo tomo con mucha tranquilidad y sin ninguna ansiedad.

"SI ESTOY CALLADITO, PASO PIOLA"

Imagen foto_0000000220121010094051.jpg

Por otro lado, llevas más de 15 años en radio con tu programa, "El Chacotero Sentimental"…

Sí, ¡es una cosa increíble!

¿Cómo logras que no haya desgaste después de tanto tiempo?

La rutina me aburre de repente, como todas las cosas… Pero una vez que me siento y empiezo a conversar lo paso bien, me refresca el día, y siempre hay una llamadita que me recuerda que el programa puede ser importante para alguien. De hecho, es el programa más escuchado de la radiofonía nacional.

¿Y cuál crees que es la clave de su éxito?

Creo que la gente sabe que no les estoy vendiendo una tarjeta para que se endeuden, sino que estoy haciendo el programa en base a las confianzas y que no las traiciono… Supongo que es por eso que me llaman, y también porque la Corazón es una radio muy escuchada, es la número uno hace ya ocho años, entonces cada uno de esos elementos creo que se conjugan para que esto funcione.

Entonces, hay "Chacotero…" para rato.

O sea, si es que no se acaba el mundo a fin de año, de todas maneras podremos seguir el próximo.

¿Crees que se va a acabar el mundo?

No creo en nada realmente, pero si lo dicen, ¡por algo será!… Así que hay que "hacerlas todas", por si acaso.

Y hablando de balances, ¿qué tal este 2012?

Ha sido un año de bastante intensidad, como no lo había vivido hace rato… Venía de años harto más relajados, pero este 2012 me ha pillado súper a caballo con todo, entonces estoy bien contento… Como que uno, a estas alturas, siempre quiere que se vaya "este año de mierda", pero yo no, quiero que se vaya lentito, ¡porque está muy entretenido!

¿Y todo bien en tu vida personal? ¿Familia, amor…?

Muy bien, gracias… Aunque no creo que eso sea del interés del público… Hay gente a la que gusta contar que "se está tirando" a tal o decir con quién duerme, pero yo no soy de ese estilo. A lo mejor, soy más fome, pero así soy.

¿Un poco arisco con los medios?

¡No! Lo que pasa es que cuando uno tiene algo que decir, es importante estar con los medios, pero si me preguntan, por ejemplo, qué auto tienes o dónde me fui de viaje, ¿qué les importa? Yo, por lo menos, me acerco a los medios cuando tengo algo que decir.

Y, por otro lado, ¿cómo es tu relación con la gente en la calle?

Muy agradable. Yo vivo, camino, ando en bicicleta y no tengo inhibiciones de un rockstar. En ese sentido voy para todos lados y soy feliz.

¿Pero la gente se te acerca? ¿Se toman fotos contigo y todas esas cosas?

Sí, aunque la verdad es que ya no se toman muchas fotos. Ya pasé por eso, y aparte ahora estoy viejo y feo.

Sin embargo, te reconocen…

Pero, ¿sabes?, me reconocen más cuando hablo, porque si estoy calladito, paso piola.

Claro, tal vez porque no tienes una vitrina diaria en televisión…

¡Y por suerte!

¿No volverías a la TV?

¡No! ¿Para qué?… ¿A hacer algo como qué? La verdad es que prefiero estar presente a través de las redes sociales, y eso me encanta.  Así que me pueden seguir a través de mi Twitter: @rumpy1000.