Antonella Ríos y Janine Leal: "Explotamos nuestra sensualidad al máximo"

Una peculiar pero siempre llamativa dupla es la que conforma la actriz chilena y la nutricionista de Venezuela. Una fusión de estilos que, sin embargo, funciona perfecto en la animación que ambas comparten en el matutino “Mujeres Primero”, de La Red.

Imagen

MIRA LA GALERÍA DE FOTOS DE ANTONELLA Y JANINE PARA MUJERES


Por Erika Cabrera.

De lunes a viernes, de 8 a 9.30 horas, incluso los feriados, Antonella Ríos y Janine Leal entran de lleno en las distintas aristas que competen al complejo mundo femenino. Temáticas variadas abordadas siempre con una cuota de humor, seriedad, de la mano de profesionales y, por supuesto, desde la perspectiva de las propias realidades de sus animadores, una madre y la otra esposa… Este par se entiende tan bien, ¡que hasta dicen que parecen matrimonio!

Primero que todo, ¿cómo ha sido la experiencia de trabajar juntas en este programa?

Janine: Una súper buena experiencia la de trabajar con la "Anto", porque somos muy compañeras, nos ayudamos bastante, nos apoyamos y, como ya conocemos cuáles son nuestras cualidades más potentes, así como también nuestras debilidades, eso nos permite sacar lo mejor de cada una… En verdad, a mí me encanta trabajar con Antonella, la encuentro seca.

¿Cuánto tiempo al aire ya?

J: El programa cumple dos años ahora en noviembre y, de quienes empezamos, somos las únicas que quedamos… Recuerda que éramos cuatro, pero luego hubo cambios; salió Ivette Vergara, entró Mónica Esquivel, entró Andrea Hoffman, luego salieron las dos y, finalmente, nos quedamos la "Anto" y yo, que fue cuando el programa tomó esta restructuración de tener panelistas centrales. Inicialmente era misceláneo de cuatro mujeres conversando.

Antonella: Claro. El programa sufrió un cambio cuando quedamos solamente las dos, pero ahora nos está yendo cada vez mejor, así que estamos felices con los resultados… Aparte ha sido una experiencia enriquecedora porque, por ejemplo en mi caso, nunca había hecho algo similar, y ese sentido diversificar el área de las comunicaciones para mí ha sido muy interesante, me he ido sorprendiendo en el camino de mí misma.

¿Janine y tú se conocían antes de hacer el programa?

A: No. Jamás nos vimos antes, ¡ni en pelea de perros!… De hecho nos conocimos el mismo día que partió.

¿Buena onda inmediata o costó un poco?

A: No, no costó… Pero, obviamente, con el tiempo uno va conociéndose y entendiéndose más porque, al final, ¡esto es como un matrimonio!… O sea,  nos vemos de lunes a viernes, por lo menos dos horas y media diarias.

¿Cuál es el rol que cumple cada una en este matinal?

J: Creo que el peso del programa lo llevamos entre las dos, porque nos dividimos los temas, y además cuando ya está al aire sufre hartos cambios, porque hay cosas que se planifican y al final no salen, otras que no se planifican y se realizan a última hora, invitados que no llegan o se atrasan… O sea, hay que improvisar, entonces entre las dos nos echamos el programa al hombro, obviamente, con un equipo que nos respalda y apoya en todo.

Y ya que el programa apunta a la mujer, ¿a qué tipo representa cada una?

A: Es que yo creo que uno no es un solo tipo de mujer, uno es multipropósito, porque es de muchas maneras… Es difícil autodefinirse, pero pasa por tratar de ser lo más cercana y conectada con uno mismo para poder transmitir, desde esa particularidad, una cosa que sea súper transversal para todos.

Sin embargo, la mujer moderna desempeña muchos roles y ustedes también calzan dentro ese perfil; la mujer trabajadora, madre, esposa…

J: O sea, ¡creo que entre las dos hacemos una!… Pero sí, nosotras podemos abarcar a la mujer soltera y que es dueña de su vida, como también a la casada, a la mujer madre, a la empleada, a la deportista y también a la mujer mayor, porque uno se proyecta en un estilo de vida que pretende alcanzar.

A: Por lo mismo, el programa es súper transversal y nos ve gente de todos lados. Así como también hombres.

J: Particularmente creo que el objetivo no es que las mujeres se identifiquen con cada una de nosotras, sino que les interesen los temas que estamos hablando para ellas. Nosotras ponemos un tema de interés general, lo discutimos, y Twitter es un fiel reflejo de ello, porque a veces están a favor y otras en contra. Sin embargo, la idea no es que opinen como nosotras.

A: Claro, la idea es despertar a la gente y que se levante con energía, con ánimo y escuchando sobre cosas entretenidas, aunque de repente no tan light,  porque también es importante tener un contenido que sea fuerte.

¿Les acomoda este horario tan temprano?

J: ¿En verdad? No (ríe).

A: Mira, llevamos casi dos años, y si bien uno se acostumbra, cada vez se siente la mochila más pesada igual…

J: O sea, un horario tan temprano es complicado pero, en lo personal, a uno le facilita el día, porque quedas liberada bastante temprano.

A: Claro, no te corta el día y puedes hacer otras cosas. Pero es sacrificado levantarse temprano, también porque amigos de uno, por ejemplo, te invitan a tomar una copa en la noche, ¡y uno no puede nomás! Porque si no al otro día te va a costar el triple levantarte.

Pero, aún cuando se desocupan temprano en el canal, veo que son igualmente mujeres bien ocupadas…

A: ¡Sí! Es que, por ejemplo en mi caso, tengo un hijo de cinco años, y muchas veces sale antes del colegio y yo justo estoy ocupada entonces, ¡qué hago!… Porque estoy remplazando a Pamela Díaz en radio Candela, de 13 a 15 horas y, entremedio, estoy a punto de estrenar una obra. Ayer, por ejemplo, recién me senté para relajarme a las once y media de la noche, desde las seis de la mañana, ¡entonces fue heavy! Y si no me estreso con eso, tendría que ser "Superman".

J: Y yo ando apurada porque soy nutricionista y estoy tratando de retomar mi carrera profesional y actualizarme en ese aspecto. Por lo mismo estoy asistiendo a cursos, seminarios, congresos y, de hecho, ¡ahora mismo tengo un seminario que dura todo el día!

A: ¡Claro! Uno tiene que dividirse y hacer mil cosas, como todo el mundo también… Pero lo que da rabia es que, a veces, no tienes ninguna pega y te achacas y, otras, tienes todos los trabajos y te llegan todas las cosas juntas.

"La clave está en ser feliz"

Comentaban recién que, entre ambas, conforman un tipo de mujer, ¿se referían a la realidad en sus hogares?

A: Sí, yo vivo con mi hijo de cinco años y mi perro, que es mi otro hijo.

J: Yo estoy casada hace cuatro años, pero no tengo hijos. Entonces, ¡hacemos una entre las dos!

Y tú Antonella, ¿no estás en pareja?

A: No, estoy solterísima, pero bien.

¿Disfrutando el momento?

A: Es que disfrutando es relativo, porque trabajo hasta los fines de semana.

¿Haciendo eventos?

A: Sí, eventos, animaciones… Y, también a raíz de "Mi nombre es VIP" me llamaron para cantar en una empresa, así que cualquier contratación, ¡Janine y yo estamos disponibles! (ríe).

¿Cómo definirías la relación que mantienes con tu hijo?

A: Una muy buena relación, porque él es mi gran compañero. Generalmente cuando uno se separa dice, "¡pucha!, yo también quería tener una familia". Pero, en el fondo, me di cuenta que mi hijo, mi perro y yo somos una familia, aunque no sea la tradicional. Además, Bruno es mi cable a todo lo lindo que es compartir con un niño que, a los cinco años, pareciera que tuviera como quince.

¿Por qué?

A: Porque es bastante maduro… No sé si maduro es la palabra, pero tiene unas salidas que son muy propias de la generación actual de los niños, que vienen como con otro chip. Pero es muy buena mi relación con él, es mi fan número 1.

Y en tu caso Janine, ¿cómo funciona tu vida familiar?

J: Creo que en eso nos parecemos un poco con Antonella, porque yo también estoy en la búsqueda de esa familia. O sea, estoy casada, no tengo hijos, tengo perros, pero también sueño con familia. En ese sentido uno va transitando por la vida buscando esas cosas que quiere, que de repente llegan y otras no… Y estoy en eso, en el recorrido de alcanzar los objetivos que uno quiere construir como persona.

¿Te falta tiempo para tener hijos?

J: Mira, tengo harto tiempo y lo estoy planificando, pero no ha resultado todavía.

A: Es que el que no tiene tiempo es el ser humano en cuestión, está con poco tiempo ese hombre… (ríe).

J: Pero bueno, estamos en eso, en el proyecto de hacer familia con hijos.

Ustedes son de la generación sub 40…

A: Yo tengo 38.

J: Y yo 35 años.

Y en esta etapa de sus vidas, ¿cómo viven la sensualidad?

A: Chuta, hay poco tiempo para ponerse sensuales, y con sueño, ¡menos!… Pero creo que sí, que efectivamente (y más que por algo estético), uno va alcanzando cierta madurez con el tiempo, empiezas a aceptarte y no pretendes ser algo que no eres; entonces, en la medida en que uno se empodera, adquiere una dinámica diferente.

¿En qué sentido?

A: Una dinámica que te lleva a una sensualidad que hace que uno pueda cautivar, y no solamente a través del cuerpo, sino de la mente… De repente uno a esta edad es más madura, más resuelta y, en la medida de eso, también tiene menos complejos quizás que a los veinte, por lo que puede seducir perfectamente a un hombre… Y a un hombre joven, ¿por qué no? O, tal vez, mayor… Pero esa es mi opinión, estoy hablando por mí.

J: Y yo estaba pensando que me siento como de 20 en términos de sensualidad o de vida en pareja. Practico el amor con la misma intensidad.

A: Bueno, a mí me pasa que me siento explosivamente hormonal. O sea, creo que por el hecho de estar soltera, ¡me siento libre como las aves!

J: ¡Viste! Estamos explotando nuestra sensualidad al máximo.

Finalmente, ¿alguna clave de belleza que quieran compartir?

J: Yo hago ejercicio y con bastante frecuencia, Pilates, Yoga, Body Pump, ahí voy rotando… Aparte, no fumo y me cuido harto con mi alimentación, pero sin evitar algunos excesos los fines de semana. ¡Ah! Y trato de dormir las horas que corresponden, porque si no la cara no me da, y la cabeza tampoco.

A: Creo que soy la oveja negra de esta relación, porque fumo, no voy al gimnasio… Pero sí, trato de comer lo más sano posible y, en general, diría que la clave está en ser feliz. Reírse mucho funciona mejor que una dieta, y ser alegre dentro de las posibilidades que uno tiene en la vida.

J: Partiendo por el trabajo que tenemos, que si bien comienza muy temprano es ameno y lo pasamos bien; entonces, uno queda con ese buen ánimo para el resto del día. A mí, por lo menos, me pasa.

A: ¡A mí también!

MIRA LA GALERÍA DE FOTOS DE ANTONELLA Y JANINE PARA MUJERES