5 razones para hacer el súper en línea

¿Cansada de ir al supermercado? Esto te hará disfrutar de hacer tus compras

 

Si pedir el súper a tu casa es una de esas actividades que siempre has querido hacer pero te da miedo que los productos lleguen aplastados, que te entreguen lo que no querías o que simplemente te dejen sin el ingrediente principal de tu cena, tienes que leer esta lista… ¡Gracias a apps como Cornershop todo esto quedó en el pasado!

Donde estés y a la hora que lo necesites.

Puedes estar en el trabajo, en clase de yoga ¡o hasta en la caminadora!, mientras seleccionas los productos que necesitas para que te lleguen a domicilio en menos de 60 minutos o a la hora que lo programes. Hacer tu pedido de súper en la app te toma sólo un par de minutos y un par de clics.

 

Cormershop

 

 

Hecho con el mismo amor que tú lo harías.

Un shopper experto seleccionará los artículos que solicitaste en la app cuidando cada detalle; si no encuentra algún producto, te llamará para hacer el reemplazo con algo que te haga tan feliz como el producto que buscabas.

Ahorras tiempo y organizas mejor tu presupuesto.

Cada vez que vas al súper pagas propinas, estacionamiento y gastas en gasolina, llegas al establecimiento y no encontraste la comida específica de tu mascota… ¿Te suena conocido? Olvídate de eso con Cornershop, porque podrás pedir de varios supermercados y tiendas especializadas a la vez. Sólo comienza tu lista y agrega de la tienda que necesitas, ellos se encargan de lo demás.

Usa tus tarjetas de vales.

En Cornershop puedes pagar con tarjeta de crédito, de débito, Paypal y Up Sí Vale. ¡Lo que significa que puedes pagar también con vales de despensa sin tener que ir al súper físicamente!

 

Cornershop

 

 

 

Haz el súper en familia o con amigos.

Con la app de Cornershop puedes armar tu lista y compartirla a quien tú desees para que agreguen los productos que quieran a tu carrito. Es como cuando ibas al súper en familia y todos agregaban lo que querían al carrito, pero ahora pueden estar viendo pelis mientras alguien hace las compras por ustedes.

Empezar a ir al gym, leer el libro que está en tu buró desde hace semanas, jugar más con tus hijos o ir a la clase que te está llamando desde meses atrás, ¡puede ser posible! Usa las herramientas correctas para olvidarte de ciertas actividades (como ir al súper) y empieza a disfrutar tu tiempo haciendo lo que más te gusta.