5 detalles del vestido de novia de la princesa Diana que nunca imaginaste

Aún después de su muerte, Lady Di sigue sorprendiendo con los misterios detrás de su vida

Por Karen Hernández

Aquel 29 de julio de 1981 fue un día de gran impacto para la historia: los ojos del mundo estaban puesto en la llamada 'boda del siglo', entre Diana Spencer y el príncipe Carlos.

Pero desde que la imagen de Diana se popularizó en el mundo, su personalidad espontánea, su sonrisa, su carisma y su estilo único ya la habían convertido en la protagonista de aquel "cuento de hadas".

MÁS: La controversial verdad detrás de la estatura de Lady Di y Carlos de Gales

Diana ya estaba encaminada a ser un ícono de moda por lo que todos querían saber qué vestido usaría la futura Princesa de Gales, quién lo diseñaría y hasta cuánto mediría la cola. Los titulares no dejaban de cuestionar si acertaría en su estilo o si se convertiría en el vestido más icónico de la historia y aunque hubo una fuerte controversia en torno a la drástica pérdida de peso de Diana para el día de su boda (años más tarde se supo que pese a que brilló con su belleza, en realidad estaba teniendo episodios de bulimia).  

El día de su boda, Diana fue ciertamente una princesa de cuento y estos son los detalles que lo hicieron posible:

MÁS: 5 claves de amor tóxico entre Lady Di y el príncipe Carlos que no debemos ignorar

1. Fue diseñado por David y Elizabeth Emanuel, quienes eran desconocidos en aquel entonces y destacó por el escote en v, sus grandes volados y las mangas de farol. Además estaba hecho en tela de seda de color marfil, unas 10.000 perlas incrustadas y una larga cola de 25 metros.

2. David Emanuel confesó en entrevista con TheExpress.co.uk que no quedó rastro alguno del boceto de su creación ya después de que Lady Di lo vio, fue destruido para que no se hiciera público ni tampoco fuera replicado. Sin embargo, en 2005, una réplica exacta del vestido fue vendida en 180 mil dólares, durante una subasta en Londres. Se alegó que había sido hecho por los diseñadores originales sin embargo, estos lo desmintieron así como el hecho de que la propia princesa se lo había probado y desechado. 

#PrincessDiana on her wedding day 👰🏻❤️🇬🇧

Una publicación compartida de Princess Diana (@princessdiana_36) el 3 de Ago de 2017 a la(s) 10:37 PDT

MÁS: Revelan que Lady Di padecía bulimia y ansiedad antes de casarse con el príncipe Carlos

3. El vestido de Diana estuvo evaluado en seis mil libras (¡7,218 dólares!), una cifra bastante alejada de lo que cualquiera pensaría por tratarse de una boda real.  De hecho, no llega al precio del vestido que usó Jennifer López en la entrega del Oscar en 2007 (100 mil dólares) o al de Jennifer Lawrence, en el Oscar 2013 (4 millones de dólares.). 

4. Tras fallecer, todas las pertenencias de Diana, incluído el vestido, quedaron bajo custodia de su hermano Earl Spencer, pero fue traspasado a los príncipes William y Harry cuando cumplieron los 30 años. La diseñadora, Elizabeth Emanuel, solicitó que lo expusieran de forma permanente para que todo el mundo pueda admirarlo.

5. Sobre los detalles del atuendo de novia. La tiara que lució Diana pertenece a su familiay se trata de una pieza en oro, plata y diamantes con motivos florales y un corazón en el centro. El ramo estuvo compuesto por unas flores blancas (orquídeas, rosas, gardenías, fresias y lirios.) que caían en cascada y fue realizado por la Floristería Doris Wellham, quien confeccionó el ramo de la reina Isabel II. Los zapatos eran de raso con perlas incrustadas y un corazón en el escote del empeine. Y sí, eran bajos (sin tacón) probablemente para disimular entre su estatura y la de el príncipe Carlos.