Organización busca regalar muñecas sexuales infantiles a pedófilos para evitar crímenes

¿Una solución para mitigar los impulsos sexuales ilegales?

Por Karen Hernández

La Organización de Tratamiento Especializado para la Prevención de Delitos Sexuales (StopSO) en Reino Unido quiere disminuir el número de delitos sexuales por parte de pederastas regalando muñecas sexuales con apariencia de niñas en sesiones controladas para tratar pedófilos. 

MÁS: Crean muñeca inflable para simular una violación sexual y satisfacer fetiches

Y es que, de acuerdo con esta organización, las muñecas sexuales infantiles podrían usarse para tratar a los pedófilos de la misma manera que se usa la metadona (opioide sintético) para controlar a los adictos a la heroína. Esto abre el debate sobre si este tipo de objetos en verdad pueden ayudar a prevenir ataques pedófilos, saciando su instinto o si por el contrario solo motiva estas conductas traspasándolas a niños de carne y hueso.

La fundadora de StopSO y terapeuta psicosexual, Juliet Grayson, afirmó que las muñecas sexuales de niños pueden ser usadas en ambientes regulados para ayudar a los pedófilos a manejar sus impulsos de "manera segura y respetuosa", y nunca abusen de un niño real.

MÁS: Ya existe un muñeco sexual para mujeres y se llama Gabriel

En diversos países, como Reino Unido, es ilegal la importación este tipo de objetos, sin embargo, eso no excluye poseerlos. "Para alguien que tiene una atracción exclusiva por los niños, no hay manera legal de satisfacer sus deseos aparte de masturbarse con una imagen producida en su propia cabeza", aseguró Grayson.

"Si nuestra prioridad número uno es mantener a los jóvenes a salvo de los crímenes sexuales, entonces debemos estar abiertos a nuevas formas de ayudar a aquellos que no pueden controlar estos impulsos", añadió.

MÁS: Este es el video que Gianluca Vacchi no quiere que veas

Recientemente David Turner, un exdirector de una primaria en Reino Unido fue detenido por cargos de pornografía infantil al importar juguetes sexuales para pederastas procedentes de China y Hong Kong.

Durante el juicio, Turner confesó que tenía su propia muñeca como una especie de compañía, pero rechazó que esta tuviese una finalidad obscena. Pero claro, cuando fue detenido, las autoridades encontraron entre sus cosas, más de 30 mil imágenes de menores de edad.

Lo cierto es que, habría que cuestionar la intención moral de este tipo de artefactos puesto que muchas tienen diferentes fines, como Frigid Farrah, una muñeca sexual programada con una opción de incomodidad cuando la tocas en una área privada, como si se tratáse de una violación. La compañía aseguró que es ideal para frenar o mitigar los impulsos de aquellos que cometen este tipo de crímenes.