Todos

¿Por qué te ofende que una mujer de 71 años muestre su cuerpo?

¿Juventud=belleza? Eso es del siglo pasado. Bienvenidos a la nueva era.

 Por Luz Lancheros

Hay muchos, muchísimos ejemplos en la actualidad de que la edad solo es mental y de que todas esas restricciones inútiles de los siglos pasados, precisamente pertenecen a eso, al pasado. Greta Pontarelli, por ejemplo, es campeona mundial de Pole Dance y tiene 66 años.

Lyn Slater es modelo y bordea ese mismo rango de edad. O qué decir de la maravillosa Baddie Winkle, un ejemplo de vivacidad viral a todo dar. Y así, podríamos continuar. Entonces, si el mundo está adaptado para darles a las personas mayores algo más que la inutilidad o la venerabilidad, ¿por qué es tan escandaloso que alguien como Cher vista lo que vista a sus 71 años?

DESCUBRE MÁS

  1. Louis Vuitton rechaza a modelo por considerar que era demasiado ‘gorda’ para la pasarela 
  2.  Las mujeres prefieren tener hijos a los 30 años, según estudio
  3. Gabourey Sibide relata cómo fue discriminada por esta importante marca de ropa 

 

Pasó en los recientes premios Billboard. Cantó dos de sus éxitos más grandes, en un revelador traje lleno de brillo. Pero desde ahí, como si estuviéramos en la Inquisición española de hace cuatro siglos, muchos salieron con el clásico refrán de «vístete dignamente para tu edad», comenzando por el siempre misógino Piers Morgan, que ya había arremetido contra Madonna por hacer exactamente lo mismo. Pero, ¿quién es él, en este siglo, para decirles a las personas lo que deben- o no- hacer? ¿Acaso estamos, luego de todas las revoluciones que hemos visto en cuanto a cuerpo o imagen, en el derecho de decirles a otros lo que deben ser?

En la clásica ecuación de deseabilidad: mujer blanca, joven y delgada, todo lo demás queda fuera. Todo lo demás no tiene derecho a ser deseable, sexual, activo, transgresor. Esto también incluye a las personas que tienen una edad en las que se les valora por su experiencia, por las vivencias que han tenido sus cuerpos, lo que han hecho para conservarlos- o no-. Por eso no es raro que todavía la gente le diga a la increíble Susan Sarandon, quien apareció con un escotazo de Alberta Ferreti en Cannes, que «se ve increíble para su edad». No, sencillamente ella se ve increíble. Tu eres el que no acepta que algún día tendrá esa edad, en la que muchas personas todavía se sienten con ganas de vivir, de ser sensuales y están en todo su derecho de hacerlo. De ser y hacer lo que les pegue la gana, como si la juventud solamente diera ese privilegio, uno que en el caso de Susan y Cher está aderezado con la experiencia y con años de soportar críticas y basura, como la que narró Madonna que tuvo para soportar para ser quien llegó a ser. Esa mentecita estrecha que no acepta a una mujer talla 22, a una mujer de piel oscura, a una mujer cuya edad la hace increíble y no la acerca a la muerte, porque lo que mueren son las ideas y como hemos visto, también los prejuicios. Lo sabrán hasta las marcas, que en vez de poner a una Bella Hadid, tan insulsa en todo lo que representa, ponen a una Joan Didion para Céline, o siguen reverenciando a una impresionante Iman (viuda de David Bowie) por la elegancia que representa.

Sí, para muchos es difícil de entenderlo. Incluso para quienes son alcanzados por el paso del tiempo. Pero quienes son los más afectados por esto es porque jamás se dieron cuenta todo lo que el mundo y estos tiempos tienen por ofrecerles. Que como dijo Coco Chanel, una anciana malaclase, pero elegantísima al final de sus días, «La moda pasa, el estilo permanece». Y el tiempo también. Es cuestión de ver cómo lo asumen algunos, así como Cher, quien siempre ha sido impresionante en ese aspecto y en muchos, muchos otros. Por eso es y seguirá siendo siempre Cher.

Tags

Lo Último


Te recomendamos