Todos

Descubre si tu pareja te es infiel en el ámbito financiero

Antes de iniciar una relación para toda la vida, asegúrate que las finanzas de tu pareja y las tuyas son compatibles.

Por Mario Mendoza Rojas / @MarioFinanzas

Para saber si eres, tienes cerca o conoces a un infiel financiero y evitar los problemas que causa, te pido que seas honesta u honesto al contestar el siguiente test:

¿Conoces la vida financiera de tu pareja?, ¿sabes cuánto ga­na? 

Si él o ella te lo dice, es una señal de confianza, que te ayudará a definir responsabilidades y compromisos.

¿El amor de tu vida ahorra, o se gasta todo? 

Esto te permi­te saber si es previsor y le gusta vivir con estabilidad económica o si siempre está en aprietos.

¿Sabes cómo maneja sus deudas? ¿Tiene un buen historial crediticio?

Si es mal o mala pagadora, lo más seguro es que tengan problemas para formar un patrimonio: comprar una casa, cambiar el auto o poner un negocio.

Pregúntale: ¿qué metas tienes en la vida? 

Checa si responde viajes, diversión, comprar una casa, estudiar, tener una empresa o garantizar la educación de sus hijos. Todo esto aclara tu futuro.

Si después de todo. Concluyes que tu novio, novia o futuro cónyuge es el indicado, nunca podrás llamarte engañada.

DESCUBRE MÁS:

No temas hablar sobre dinero

Negocia con tu pareja y haz el compromiso de dedicar, por lo menos, 15 minutos a la semana para hablar sobre el manejo y administración del dinero, desde el gasto en el súper hasta problemas de deudas, contratación de seguros o la compra de una casa.

Lleva tu vida financiera al papel

Analiza y anota  cada uno de los movimientos financieros que realizas en pareja. Redacta una lista de cuánto ga­nan, cuánto gastan y cuánto deben; registren los seguros, el testamento y sus ahorros. Así sabrán dónde deben poner atención para evitar futuros problemas.

Redacta y apégate a un presupuesto

Registra todos los ingresos: sueldo, bonos, comisiones o rentas y anota los gastos del mes. Éstos últimos se dividen en: necesarios (renta, servicios o alimentos), innecesarios (gym, cine o comidas fuera de casa), anhelados (vacaciones o un equipo de sonido) e imprevistos (reparación del auto).

Resta los gastos del rubro de los ingresos y si el saldo es negativo, elimina todo lo que no sea indispensable.

Fija metas comunes

Determinar objetivos realistas: ahorro, compra de un inmueble, cambio del auto, viajes, créditos e inversiones. No se trata de imponer o decir “es a fuerzas”, sino de negociar sus intereses financieros.

Sé independiente

Determinen qué porcentaje del ingreso, de cada una de las partes, es para su hogar u objetivos comunes, pero conservando una parte del salario para cosas individuales, para eso que cada uno desea.

Antes de convertirte en un infiel financiero, analiza tu situación: comprueba que vives o te relacionas con la persona que más te gusta y amas; con todos sus gastos, hábitos de consumo y errores económicos.

Pero nunca caigas en la tentación de decir: lo mi es tuyo y lo tuyo es mío… lo mejor será llegar a acuerdos para compartir una parte de tus ingresos, ahorros y deudas, los cuales te permitan preservar y engrandecer tu relación. ¡Hasta la próxima!