Por sismo, bebé y familia mueren sepultados en una iglesia en Puebla

Era el bautizo de la pequeña de dos meses de edad

El sismo que afectó a la zona centro de México el pasado martes se convirtió en la tragedia más grande para dos familias del poblado de Atzala, Puebla, ya que 11 de sus integrantes, entre ellos cuatro niños, fallecieron al quedar sepultados bajo los escombros de una iglesia.

Las familias Torres Escamilla y Villanueva se encontraban en la iglesia de Santiago Apostol, bautizaban a Elideth Torres, una pequeña de dos meses de edad, cuando comenzó el sismo.

“[Fue] una cosa de espanto, tristeza, porque realmente la mayoría de las personas que estaban adentro, pues, fallecieron", aseguró Lorenzo Sánchez, sacerdote y sacristán de la iglesia, a The Associated Press.

De acuerdo con el testimonio del sacristán, en cuanto comenzó el sismo, algunas de personas que se encontraban en el lugar se pegaron a los muros de la iglesia, razón por la que lograron sobrevivir. Pero, los miembros de la familia que fallecieron no tuvieron tiempo de hacerlo.

Una de las cosas que a nosotros nos han enseñado es pegarnos a las paredes que están fijas. Realmente nuestro templo ya es un templo antiguo y por su estructura ya estaba un poco deteriorado", reveló el sacristán.

Fueron los pobladores de los alrededores quienes, después de trabajar durante horas, rescataron los cuerpos de los fallecidos de entre los escombros.

De acuerdo con el reporte de la arquidiócesis de Puebla, el padre de la pequeña Elideth y el sacristán de la iglesia sobrevivieron.

Una despedida triste

El día de ayer, familiares de los fallecidos llegaron desde otros estados del país a Atzala para poder despedirlos. El funeral masivo fue realizado a las 19:00 horas.