Los mitos y prejuicios no permiten a los hombres tratar la disfunción eréctil a tiempo

Los prejuicios culturales hacen que los hombres sientan amenazada su virilidad al hablar de este problema de salud.

La masculinidad siempre ha estado asociada al miembro viril de los hombres desde su nacimiento. Algunos olvidan que el pene es un órgano más del cuerpo que también puede ser afectado por problemas de salud.

Cuando una persona siente algún quebranto de salud, en la mayoría de los casos busca atención médica. En el caso de la disfunción eréctil el panorama es completamente distinto.

Disfunción

Los hombres suelen pensar primero en el funcionamiento del pene, antes de detenerse a pensar en qué puede estar afectando su salud.

El médico urólogo Fabian Gómez explica que "muchos hombres lo toman como si la erección fuese una obligación", señaló. Por lo que la mayoría de los hombres anteponen el funcionamiento al bienestar físico.

Los estereotipos que se han creado alrededor de la masculinidad representan un freno al momento de buscar un diagnóstico y tratamiento a este problema médico.

Disfunción

El protocolo médico que se sigue en estos casos inicia con un detallado interrogatorio que suele ser la parte más complicada para los pacientes.

"Las personas más jóvenes son mucho más desinhibidas para hablar de lo que les pasa en su vida sexual, pero los que hoy tienen cincuenta todavia tienen en general una cultura muy restrictiva en torno de estos temas", aseguró el urólogo Sergio Pusarelli.

Luego del diagnóstico se indica el tratamiento explicando detalladamente al paciente el origen del problema. Es importante que los hombres acepten que la disfunción eréctil es un problema de salud.

Te puede interesar