Ácido fólico: Indispensable para las mujeres en etapa reproductiva

Los beneficios son aplicables a hombres, mujeres y bebés antes de nacer.

El Ácido fólico es indispensable para las mujeres durante el embarazo. Es por esto, que el Servicio de Salud en Oaxaca, México, recomendó que las mujeres en etapa reproductiva deberían tomar cuatrocientos miligramos del medicamento, de manera preventiva por si quedan embarazadas sin planificarlo.

A través de un comunicado, se expresó que las reservas de esta vitamina ayuda a proteger al bebé en los primeros meses de gestación. Durante este tiempo, es importante una buena reserva de ácido fólico, ya que es cuando se forma la columna y el cerebro del feto.

También se ha determinado que el consumo de este componente, ayuda a prevenir mal formaciones en el cerebro, espina bífida, labio y paladar hendido. Además, ayuda a disminuir las probabilidades de dar a luz a un bebé prematuro, o bajo de peso.

Ácido Fólico

Este medicamento no sólo es beneficioso para el bebé en el vientre la madre, las mujeres consiguen aspectos positivos en consumo, ya que ayuda a ahuyentar la depresión, la pérdida de la memoria, disminución de la fertilidad, afecciones gastrointestinales, entre otros.

Los Servicios de Salud de Oaxaca, también señalaron que los hombres deben consumir ácido fólico para prevenir la anemia, y ayuda a controlar los niveles de hipertensión, al mismo tiempo que interviene en la formación del sistema nervioso.

En México, específicamente en Oaxaca, se distribuyen de manera gratuita frascos con complejo B a mujeres en edad fértil y embarazadas.

Ácido Fólico

Existen varias maneras de consumir el ácido fólico, los alimentos son una fuente importante. El hígado de pollo, Res o cerdo son ricos en esta vitamina. Las espinacas, los frijoles, el brócoli, tomate, coliflor y huevo, también.

Otros alimentos como el mango, aguacate, pan integral, piña, yogurt y papa aportan la vitamina; sin embargo, hay que tener cuidado con el proceso de cocción ya que podría perder hasta un 40% de sus propiedades.

La recomendación para mantener a tope sus propiedades es que, al momento de cocinarlas, se colocan las hortalizas en una olla con agua hasta que hierva. Luego se tapa por cinco minutos. También pueden hacerse al vapor.