Fibromialgia, dolorosa enfermedad que ataca más a las mujeres que a los hombres

El 90 % de las personas que padece fibromialgia son mujeres. Esta dolorosa e incómoda enfermedad enemiga de la tranquilidad

¿Sientes un dolor muscular en todo el cuerpo? Es momento de hacerte un chequeo médico, pues podrías ser víctima de fibromialgia, una incómoda y dolora enfermedad, que suele afectar más a las mujeres que a los hombres.

Las estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social revelan que entre el 80 y el 90 por ciento de las personas a las que se les diagnostica Fibromialgia son mujeres. Esta enfermedad avanza y deja una estela dolorosa.

En el año 1992 la Organización Mundial de la Salud y otras organizaciones médicas internacionales reconocieron ala Fibromialgia como una patología de reumatismo no articular.
El pasado 12 de mayo fue el Día Internacional de la Fibromialgia y el Síndrome de la Fatiga Crónica y muchas organizaciones de salud en el mundo han desarrollado campañas que combaten esta enfermedad desde la prevención.

Dolor en el cuerpo durante semanas, fatiga, trastornos del sueño, dolor de cabeza, cólicos, depresión, adormecimiento de los brazos y las piernas, al igual que distensión abdominal y ansiedad son los síntomas de la temida Fibromialgia.

Aún no se ha podido generar la cura para dicha enfermedad, pero sus tratamientos se aplican para disminuir algunos síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente. Además del tratamiento médico, los expertos recomiendan terapia con ejercicios y técnicas de relajación, que combinan con terapia de conducta. También recomiendan dormir ocho horas al día, como promedio. Alimentarse bien, también es fundamental.

Fibromialgia Enfermedad Mujeres

La edad en que suele manifestarse la fibromialgia ronda entre los 30 y los 50 años, lamentablemente aún una edad activa para las mujeres. Aunque su grupo de síntomas se pueden controlar, el dolor puede, en algunos momentos, interrumpir la rutina diaria.

Algunos expertos científicos señalan que esta enfermedad puede ser genética, mientras, aunque las razones de su padecimiento no son del todo precisas, otros aseguran que puede aparecer después de acontecimientos estresantes o traumáticos, como accidentes automovilísticos; lesiones recurrentes; malestares o dolencias, por ejemplo.

Siempre es importante visitar a tu médico cuando percibas algunos de los síntomas de esta incómoda enfermedad, que aunque no tiene cura, su detección temprana mejora las posibilidades de controlarla.

 

Te recomendamos en video