5 trucos fáciles para deshacerte de la molesta hinchazón abdominal

No hay nada peor que sentirse pesada por la hinchazón abdominal

¿Te ha pasado que despiertas una mañana con una pesadez tremenda en el estómago? Lo peor es que esa pesadez no sólo se siente sino que se ve y evita que los botones del pantalón se ajusten como deben.

Ya sea que tuviste una cena (o un postre) a altas horas de la noche o que comiste algo muy condimentado, frijoles o coles de bruselas, la hinchazón es inevitable y hasta al cuerpo más delgado le sucede. Muchas famosas han sido víctimas de ella y les va peor cuando su fotografía aparece en primera plana, con una flecha señalando su abdomen como un posible embarazo.

Si te identificas con esta situación, estos consejos te serán de gran ayuda.

Bebe 1 litro de agua de limón

El limón será uno de tus mejores aliados en la lucha contra la hinchazón ya que tiene el poder de estimular tu sistema digestivo así como calmar la acidez en tu estómago. Así que exprime unos limones frescos en una botella de agua y disfruta su sabor, por más temor que le tengas al sabor. Si no estás acostumbrada a beber tanta agua por la mañana, piénsalo como un reto que te hará sentir mejor. Puedes comenzar con un vaso o dos de agua con jugo de limón fresco. Eso despertará todo tu sistema y te preparará para el día.

Come el desayuno mucho más tarde

El ayuno intermitente se ha convertido en una rutina de moda por los múltiples beneficios que tiene ya que favorece la pérdida de peso, te da más energía y por supuesto te provoca menos hinchazón. Esto no significa que dejes de comer sino que retrases la hora en la que consumes el desayuno. Por ejemplo, si tu rutina de lunes a viernes es de 8 am a 4 p.m, lo usual es que desayunes a entre 8 y 9 para comer a las 2 p.m pero si en fin de semana te levantas más tarde, tu hora de desayuno debería ser más hacia el medio día, de modo que tu comida será más tarde y por ende, cenarás menos porque estarás llena cerca de la noche. Esto le da a mi cuerpo todo el tiempo que necesita para digerir completamente y procesar la gran comida que tuviste la noche anterior o durante la semana.

Refuerza tu sesión de entrenamiento

Estar hinchada hace que quieras quedarte en cama, envuelta en una manta y esconderte del mundo pero este es el momento exacto en que tu cuerpo necesita movimiento. Levántate y ve al gimnasio o haz una rutina de ejercicios en tu casa pero no dejes de moverte. Puedes practicar yoga o spinning si lo tuyo no es montarte en complicados aparatos. Procura ponerte algo cómodo con lo que puedas moverte fácilmente.

Prepara té de jengibre

El jengibre tiene muchas propiedades benéficas para tu organismo tanto que es capaz de desinflamarte en minutos. Esta raíz ayuda a que tu metabolismo se acelere y así ayudar a tu sistema digestivo a eliminar las toxinas de tu sistema. Lo único que tienes que hacer es raspar un poco de esta raíz para que la ralladura caiga en el agua caliente. Puedes también agregar unas rodajas de limón o prepararlo en licuados con fruta. Te recomendamos hacer un jugo de naranja y manzana con un poco de apio y jengibre. ¡Es delicioso y te sentirás mejor durante el día!

Come un plátano

El plátano te ayudará a ganar la batalla contra la hinchazón ya que está lleno de potasio el cual regula los niveles de sodio en tu cuerpo. También contiene fibra soluble, ideal para que vayas al baño sin problema (si sabes a lo que nos referimos). Su sabor es delicioso y es el complemento perfecto para cualquier batido de proteína de la mañana.

 

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO