Salud

'Síndrome de Burnout', el mal que está acabando con tu salud física y emocional

También es conocido como el síndrome del quemado.

Suena la alarma, estás cansada, no quieres levantarte y te cuestionas, ¿por qué demonios no eres millonaria? Luego de esa frustración regresas a la realidad y te das cuenta que el trabajo no es tan malo, que es parte de tu vida  y que sí, lidiar con tu jefe puede ser un verdadero dolor de cabeza, pero podría ser peor.

La falta de motivación, el agotamiento físico y mental, así como la falta absoluta de motivación  son señas del Síndrome de Burnout, caracterizado por la pérdida de la energía y algunos síntomas como la ansiedad y la depresión.

Los principales síntomas

Cambios en el estado de ánimo: es quizá, el principal síntoma, pues es común que te sientas irritable y de mal humos, que estés a la defensiva y encuentres que tienes cambios de humor inexplicables.

Desmotivación

Llega un punto en el que tu trabajo no te hace feliz, te sientes estresado, pones en duda tus capacidades pues tu jornada laboral excede cualquier cosa.

Falta de energía

Duermes bien, pero aun así tu deterioro cognitivo ha llegado a tal punto que no te puedes concentrar o no puedes resolver las tareas o adquirir habilidades nuevas.

10 señales que indican tienes este síndrome

Me siento emocionalmente agotado por mi trabajo

Me siento cansado al final de la jornada de trabajo

Me siento fatigado cuando me levanto de la cama y tengo que ir a trabajar

Comprendo fácilmente cómo se sienten los pacientes

Creo que trato a algunos pacientes como si fueran objetos impersonales

Trabajar todo el día con mucha gente es un esfuerzo

Trato muy eficazmente los problemas de los pacientes

Me siento “quemado” por mi trabajo

Creo que influyo positivamente con mi trabajo en la vida de los pacientes

Me he vuelto más insensible con la gente desde que ejerzo esta profesión

Te recomendamos en video: