5 ejercicios para eliminar la papada sin esfuerzo y desde la comodidad de tu asiento

Despídete de la molesta papada con estos ejercicios

Si hay algo que nos desagrade al vernos en el espejo o en fotos es la papada. Todas tenemos esa molesta capa de grasa pero el sobrepeso, la genética y la forma del rostro son factores que definen su tamaño.

La buena noticia es que se puede prevenir y eliminar gracias a estos ejercicios con lo que conseguirás fortalecer los músculos del cuello y la cara.

Presión con la lengua

Siéntate con la espalda totalmente recta y con los hombros hacia abajo, extiende el cuello y deja caer tu cabeza hacia atrás (como mirando al techo). Ahora presiona tu lengua contra el paladar superior y posterior, mientras flexionas la cabeza, tratando de tocar el pecho con la barbilla. Hazlo sin dejar de presionar la lengua contra el paladar superior. Repite la rutina 20 veces.

El juego de las Vocales

Este ejercicio debes hacerlo de pie y con la espalda totalmente recta. Canta las vocales en voz alta, de manera pausada y pronunciada. Repite 20 veces pero no olvides que debes abrir bien la boca.

Ya sea que estés sentada o de pie, saca tu labio inferior tan lejos como sea posible (mientras haces el gesto de puchero y contraes el cuello). Ahora, contrae los músculos del cuello, flexiona la cabeza y lleva tu barbilla hacia tu pecho, contrayendo los músculos del cuello. Flexiona la cabeza y lleva la barbilla hacia el pecho. Haz 20 repeticiones de este ejercicio. Mantente derecha y sin encorvar los hombros.

Besando el techo

Ponte de pie y deja caer los brazos. Extiende el cuello, tirando la cabeza hacia atrás, mirando el techo. Frunce los labios y muévelos como si intentaras besar el techo; extiéndelos lo más que puedas. ¿Sientes cómo se mueven los músculos del cuello y la barbilla?. Mantén la posición de los labios durante cinco segundos y regresa a la posición inicial. Repite y hazlo quince veces más.

Rotación de cuello

Puedes hacer este ejercicio de pie o sentada. Mantén la columna recta y lleva la barbilla a uno de los hombros y luego al otro. El ejercicio consiste en trazar un semicírculo mientras vamos de un hombro a otro, pasando la barbilla por el pecho. Asegúrate de no encoger los hombros y mantenerlos firmes.  Haz 10 repeticiones.

 

 

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO