El "efecto Angelina Jolie" frente a la lucha contra el cáncer de mama

Angelina Jolie ha sido un gran ejemplo para las mujeres que presentan riesgo de cáncer de mama

La actriz Angelina Jolie, dio un gigantesco paso en la prevención del cáncer de mama, al someterse a una cirugía en 2014 para extirparse los ovarios después de haberse realizado una doble mastectomía, en 2013, para reducir los riesgos de sufrir dicha enfermedad.

La actriz perdió a su madre, a su abuela y a su tía a causa del cáncer de seno y al realizarse un examen de sangre, los resultados arrojaron que mostraba señales de cáncer prematuro por lo prefirió recurrir a dichas intervenciones antes de que se desatara.

Hace veinte años, la idea de una mastectomía doble en una mujer que no había sido diagnosticada con cáncer de mama era considerado poco viable pues además era poco probable una reconstrucción. Sin embargo, las técnicas de cirugía reconstructiva de mama permitieron que Angelina tuviera unos senos lo más naturales posibles tras la extirpación.

#angelinajolie #instagood #instadaily #inspiration #love #beautiful #jolie

A post shared by Kira Everdine Mood (@k.e.mood) on

La intervención de la actriz ha servido para disparar alertas que generar una reacción positiva ante la lucha contra este mal.

El diagnóstico

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer, una mujer puede tener un riesgo muy alto de padecer cáncer de seno si tiene antecedentes familiares muy marcados de la enfermedad (especialmente seno u ovarios) o si tiene una mutación muy nociva en gen BRCA1 o en el gen BRCA2 o bien, en uno de los varios genes asociados con el riesgo de cáncer de seno (TP53 o el PTEN). 

Se cree que entre el 5 % y el 10 % de los cánceres de mama son hereditarios, causados por genes anormales que se transmiten de padres a hijos.

La operación más común para reducir el riesgo es la mastectomía bilateral preventiva que consiste en extirpar completamente ambos senos incluyendo los pezones o bien, extirpar todo el tejido de seno posible, dejando intactos los pezones. Ésta última permite que los senos se vean más naturales cuando la mujer solicité una reconstrucción de los senos. Sin embargo, la mastectomía total tiene un mayor porcentaje de reducción de riesgo de cáncer de seno.

Angelina Jolie

 

Un ejemplo para otras mujeres

En definitiva, la decisión de Angelina no fue algo tan fácil ya que la forzó a una menopausia prematura, con todo y los malestares que esto conlleva. Añadido a las señales de cáncer de seno, Angelina presentó un pequeño tumor benigno en los ovarios, pero no en el resto de los tejidos, por lo que decidió mantener el útero pues no posee riesgo de cáncer uterino por herencia.

A pesar de todo, Jolie continuó con su trabajo como actriz, además de optar por desarrollar su faceta como directora. Por supuesto, los problemas con Brad Pitt fueron un parteaguas en su vida ya que se vio obligada a emprender una batalla legal por el divorcio y la custodia de sus hijos. Sin embargo, Angelina jamás descuidó a su familia ni tampoco su labor altruista.

El "efecto Angelina Jolie" habla  de uno de los temas que más sensibilizan a la población de mujeres alrededor del mundo por lo que es necesario abrir un constante debate sobre la importancia de establecer grupos de riesgo para crear estrategias personalizadas de prevención.

"Me siento femenina y trabajo por construir unos fuertes cimientos para mi familia. Ahora sé que mis hijos no tendrán que decir 'Mi mamá murió de cáncer de ovarios", dijo la actriz.

 

#angelinajolie

A post shared by Angelina Jolie (@angelinajolie_2004) on