Salud

Cáncer de mama: Ocho mitos que rodean la mamografía que debes dejar de creer

Es primordial para detectar la enfermedad, todas lo saben, pero los mitos en torno a este examen muchas veces son la excusa para no realizártelo. Basta de tonterías, aclaremos las dudas y seamos responsables de nuestra vida.

Tal como señalamos la semana pasada, realizarnos el autoexamen regularmente y hacernos la mamografía una vez al año, a partir de los 40, son los dos únicos elementos existentes para detectar, ojalá precozmente, el cáncer de mama, la enfermedad que más muertes de mujeres provoca en nuestro país.

El problema es que la mamografía está rodeada de varios mitos que hemos escuchado por años, y que en más de un caso son esgrimidos como excusa para evitarla.

¿Qué es cierto y qué no? Responde la doctora Paula Escobar, especialista en patología mamaria de Clínica Tabancura.

1) ¿Es el mejor método para detectar precozmente? Absolutamente sí. “Si se realiza tempranamente permite una curabilidad sobre el 96%. En forma complementaria a la mamografía se utilizan la ecografía y la resonancia mamaria, pero no la sustituyen. El autoexamen mamario no es buen método de pesquisa oportuna, ya que detecta tumores palpables, y por lo tanto, en etapas algo más avanzadas de la enfermedad, en donde el tratamiento tiene menos posibilidades de curación”.

2) Es un examen doloroso o muy incómodo. Efectivamente es un examen que causa algunas molestias en la mayoría de las mujeres, “pero con los equipos más modernos con los que trabajamos hoy, éstas han disminuido considerablemente”.

3) En pechugas pequeñas la mamografía no es efectiva. Error total. La mamografía sirve tanto para mamas grandes como pequeñas.

4) ¿Es verdad que puede provocar la caída de las pechugas? “Es muy importante indicar que no produce ningún tipo de daño, ni en los tejidos, ni en la caída de las mamas.

5) ¿Tiene alguna contraindicación? ¿Qué sucede con la radiación? La mamografía no afecta en términos de radiación, ya que la dosis entregada por los equipos modernos es muy pequeña. En las embarazadas, al igual que con cualquier otro examen de tipo radiológico, la recomendación es realizar estos exámenes preventivos después del parto.

6) ¿Qué sucede con las mujeres que tienen implantes? ¿Se detecta de igual forma la enfermedad? ¿Le pasa algo a las prótesis? Quienes tienen implantes igual deben realizarse la mamografía. Las técnicas en radiología están preparadas para lograr proyecciones que permiten evaluar el tejido mamario adecuadamente, a pesar de las prótesis. Por otra parte, éstas no se deterioran ni rompen con las mamografías

7) ¿Hay alguna edad en que no debe hacerse? ¿Qué sucede, por ejemplo, con una mujer menor de 25 años? La edad para comenzar con el control mamario es a partir de los 40 años; sólo en caso de contar con factores de riesgo se puede adelantar este tipo de examen.

8) Todas las mujeres sobre 40 años se realizan su mamografía anual. Desgraciadamente no. “A pesar de las campañas educativas todavía hay mujeres que no se realizan sus controles rutinarios. Según cifras del Ministerio de Salud, 1 de cada 8 mujeres podría desarrollar cáncer de mama. En el país se diagnostican 10 nuevos casos cada día, de los cuales el 98% tiene un buen pronóstico si se detecta a tiempo”. Atención, porque datos de las últimas encuestas Casen indican que el 68% de las chilenas no se ha realizado una mamografía durante el último año; el 24% declara que no la necesita, y el 45% dice que no tiene tiempo, se le olvida, no le gusta o indica que no sabía que debía realizársela.

¡No más excusas, esto es serio! Debemos trabajar por cambiar las cifras; que el 68% de las mujeres no se realice el examen es un número preocupante, especialmente considerando que esta patología es la primera causa de muerte femenina en Chile. Hablemos del tema con todas las mujeres que tengamos cerca, nuestras madres, hijas, abuelas, tías, hermanas, amigas. Si tienes más de 40, reálizate el examen… La incomodidad finalmente es sólo un detalle.

No olvides…

* Evita realizarte el examen antes o durante los días de menstruación, pues es cuando las mamas están más sensibles.

* Quienes aseguran que no necesitan o no se realizan el examen porque no tienen síntomas, atención. Precisamente lo que hace la mamografía es detectar lesiones asintomáticas y que no son posibles de palpar.

* En nuestro país, toda mujer a partir de los  50 años tiene derecho a una mamografía gratis cada 3 años para detectar cáncer de mama. Quienes tengan el  examen alterado son casos AUGE y serán derivadas a un médico especialista.