Experta nos comparte un menú detox de tres días para limpiar el organismo

Para mejorar nuestro estilo de vida debemos entender primero qué pasa cuando nos excedemos con la comida, y cómo liberarnos de sus efectos negativos. Nada sucede de la noche a la mañana, ¡pero empecemos por presionar Reset!

Por una semana acabamos de vivir “la gran vida”. ¡No es pecado! Tenemos pocas fechas para celebrar, así es que culparse por comer demás no es necesario. Aunque sí conviene saber qué pasa con nuestro organismo tras comer en exceso y beber más alcohol del acostumbrado. Por último por simple curiosidad…

Si no eres vegetariana, seguramente comiste más carne de la que necesitas. A nivel nutricional, la carne roja es una proteína de alto valor biológico, rica en minerales como hierro y zinc y vitaminas como la B12. Sin embargo, la parte negativa es su gran contenido de colesterol y grasas saturadas, las cuales son dañinas para la salud. Bárbara Rico, nutricionista de Olympic Gym, explica que por eso su consumo, en primera instancia, afecta directamente al pH estomacal, lo que conduce a una serie de condiciones que fomentan el aumento de la presión intraabdominal con síntomas como reflujo gastroesofágico, dolor abdominal o náuseas, entre otros. Además, causa fermentación del alimento por sobrecrecimiento bacteriano, generando flatulencias y lentitud en la digestión.

“Hay que tener mayor cuidado en pacientes que tienen hipercolesterolemia, arteriosclerosis, hipertensión arterial, obesidad, trastorno del metabolismo de las grasas, cáncer, gastritis aguda o cualquier otra patología gástrica, ya que el consumo excesivo de carnes rojas y grasas es un factor de riesgo elevado”, detalla la experta.

Para ordenar nuestra rutina post fiesta le pedimos a la nutricionista que nos guiara por el buen camino para limpiar el cuerpo y hacer un pequeño “reset” para comenzar desde cero por la vida sana. ¿Ese es tu objetivo? Mientras lees la nota, toma una botella de agua para hidratarte lo suficiente y comenzar el detox desde ahora. Recordemos que la alimentación influye en un 70% en nuestra figura. 

CARNES Y/O ALCOHOL

Las carnes rojas contienen gran cantidad de purinas que pueden producir gota, cálculos en los riñones y en las vías urinarias. Por otra parte, contienen sustancias tóxicas propias de la ganadería (hormonas, metales pesados, antibióticos), que se suministran a los animales. Por todo esto se pueden consumir, pero no en exceso.

“Lo ideal sería, dependiendo de cada persona (si posee alguna patología asociada o no), una a tres veces por semana. En el caso del alcohol, un componente de las bebidas alcohólicas es el que actúa como depresor del sistema nervioso. Por otra parte, debemos tener en cuenta que el metabolismo del alcohol causa irritación y secreción de jugos gástricos que pueden ocasionar procesos inflamatorios en el esófago y estómago. Otro dato; 1 gramo de alcohol aporta 7 kcal, por lo que el exceso nos puede hacer aumentar mucho de peso y/o retroceder en todo el esfuerzo que hemos hecho para bajarlo. Además esas calorías son consideradas “calorías vacías”, no aportan ningún nutriente, y el hígado las metaboliza transformándolas en grasa. El consumo excesivo de alcohol causa un número importante de enfermedades y lesiones, entre las que destacan el alcoholismo, la cirrosis hepática y el cáncer”, explica Bárbara.

ALIMENTOS A EVITAR

* Las harinas.

* Azúcares.

* Aquellos que aporten gran cantidad de grasas saturadas y/o colesterol (frituras, embutidos, lácteos no descremados, quesos amarillos, crema de leche, grasa visible de las carnes, piel de aves, mantequilla, mayonesa, etcétera).

* Dulces, galletas, pasteles, sobre todo los que contengan cremas (pastelera, Chantilly, chocolate).

* Bebidas gaseosas, líquidos o batidos con azucares añadidos, alcohol y jugos pasteurizados.

JUGOS VERDES

Bárbara Rico recomienda estos jugos porque son una excelente opción para depurar el organismo del exceso de toxinas. Además, gracias a que están elaborados con frutas y verduras, son una importante fuente de vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita. Por si fuera poco, son muy sencillos de preparar y deliciosos.

“Recomiendo como depurativo la combinación de té verde, piña, pepino, limón y un toque de menta. Se puede sustituir una fruta de las mencionadas por naranja por su gran contenido acuoso, su fibra y, sobre todo, por su riqueza en vitamina C, que tiene función antioxidante. Esta fruta es un alimento ideal para depurar el organismo y reforzar el sistema inmune que puede estar afectado por el estrés y los desequilibrios en las fiestas”.

DETOX DE FRUTAS Y VERDURAS (3 DÍAS)

“Con un plan de 1 día consigues dar un respiro al organismo, algo que realizado de forma periódica aporta muchos beneficios a la salud. Con un plan de 3 días hay una mayor depuración a nivel del sistema circulatorio, respiratorio, digestivo, inmune y renal”, apunta Rico. No excedas ese tiempo sin la ayuda de un especialista.

Plan alimentación S.O.S (sólo para personas sanas, sin enfermedades crónicas, y sólo por 3 días).

* Al levantarse, 500 ml de agua con 1 cucharada de chía.

* Desayuno 8 AM: 1 vaso de jugo de naranja, betarraga y zanahoria + 2 raciones de frutas (*1).

* Merienda 10 AM: 1 ración de fruta.

* Merienda mediodía: 1 vaso de jugo verde.

* Almuerzo 14 PM: Caldo de pollo con pollo desmenuzado y vegetales (*2).

* Merienda 16 PM: 1 ración de fruta.

* Merienda 18 PM: 1 ración de fruta.

* Cena 20 PM: Caldo de pollo con pollo desmenuzado y vegetales.

(*1): Al 2do día se puede cambiar una de las raciones de fruta por una tostada de pan integral con 1 rebanada de pechuga de pollo o pavo.

(*2): Al 3er día se puede agregar ½ taza de arroz integral en el almuerzo.