Salud

La ciencia lo afirma: tener grasa abdominal es más sano que tener un vientre plano

Tener abdomen plano podrá ser el sueño de muchas, pero esos 'rollitos' no son tan malos después de todo

Las mujeres lo intentamos todo para perder esa molesta grasa que se acumula en el abdomen. Desde dietas hasta ejercicios tediosos que al final terminan por desanimarnos porque no desaparece. Sin embargo, los expertos en salud tienen la respuesta a esta pesadilla: la grasa no es tan mala como parece.

La grasa abdominal tiene sus beneficios

Aunque el sobrepeso es un riesgo para la salud, la grasa corporal desempeña varias funciones en el bienestar físico de una persona y en las mujeres es necesario tener un poco de esta, almacenada en el abdomen.

Esta capa se llama omentum y posee células blancas del sistema inmune además de que protege y conecta a los órganos abdominales. También tiene la virtud de ayudar a cicatrizar heridas internas, producidas por una cirugía.

De acuerdo con expertos del Departamento de Inmunología y Reumatología de la Universidad de Alabama, esa grasa tiene beneficios que jamás imaginaste, ya que apoya la producción de estrógeno, la hormona sexual que se deriva del colesterol y que tiene ciertos efectos preventivos en enfermedades cerebro vasculares y del endometrio, también la que ayuda a regular el ciclo menstrual.

Grasa para el futuro

Ahora que la grasa que las mujeres tienen en la zona del abdomen, el trasero y los muslos tiene una función biológica especial. Y es que de acuerdo con Will Lassek, epidemiólogo de salud pública en la Universidad de Pittsburgh, Pennsylvania, la grasa que las mujeres acumulan a lo largo de los años no es más que un depósito ya que cuando sea madre, pasará a formar parte de la lactancia materna, para permitir el desarrollo del cerebro del bebé.

Los bebés necesitan un ácido graso llamado DHA (ácido docosahexaenoico), localizado principalmente en estas zonas.

"Se necesita mucha grasa para crear un sistema nervioso, y las grasas en estas áreas también están enriquecidos con DHA (ácido docosahexaenoico), que es un componente particularmente importante en el cerebro humano", explica Lassek

Así que los estudios sobre la evolución humana, parecen indicar la mujer siempre tendrá esa grasa almacenada que la prepara para cuando tenga hijos.

Claro, no necesariamente hay que pensar en un embarazo para encontrarle un uso a esa grasa ya que de igual modo sigue siendo un buen indicador sobre salud en nuestro cuerpo: siempre y cuando no sobrepase las medidas establecidas. Siendo máximo 88 cm en mujeres y 102 cm en hombres. Recuerda que superar estas medidas nos hace propensos a desarrollar enfermedades cardiovasculares y/o diabetes.

Recuerda, es normal tener esa grasa acumulada y todas sufrimos para eliminarla. Pero no te obsesiones con tener un abdomen plano como J. Lo o Shakira, enfócate en mantener una alimentación balanceada, hacer ejercicio con moderación y sobretodo ¡aceptar tu cuerpo!