Nutricionista revela los tres secretos que Kim Kardashian siguió para perder peso

La socialité perdió 30 kilos luego de sus dos embarazos

Por redacción Nueva Mujer

Es por todos conocido que desde que se embarazó, Kim Kardashian ganó varios kilos, algo totalmente natural en esta etapa, pero a ella le causaba un gran conflicto esta situación, así que desde que se convirtió en madre ha estado luchando por recuperar su peso.

MÁS: 'Placenta accreta', la condición médica que podría matar a Kim Kardashian si se embaraza

Colette Heimowitz, especialista en nutrición, reveló a Elite Daily tres de los pilares en la alimentación de la esposa de Kanye West que la hicieron recuperar su figura y con los que perdió 30 kilos después de dar a luz a sus dos hijos. Cabe destacar que Colette es una de las especialista sen nutrición más socorridas en los Estados Unidos y, en diferentes entrevistas, ha declarado que a ella lo que le interesa es que las personas encuentren una forma de comer carbohidratos en una dieta balanceada para que el peso que han perdido jamás sea recuperado.

MÁS: Kim Kardashian castigó a North West y su reacción fue simplemente adorable

Mucha proteína

Una de las reglas de oro para perder peso, según Colette, es incluir en la dieta proteínas suficientes tres veces al día pues ayudan a sentir saciedad por más tiempo y a controlar el hambre.

Elige carbohidratos con fibra

Una de las claves es elegir el carbohidrato de fibra más alto disponible, es decir, harinas integrales, no procesadas, avena, granos y semillas en su estado más natural. Por su alto contenido de fibra mejoran la digestión, ayudan a nivelar los niveles de glucosa y te dan energía.

Agrega una grasa buena

Con este tercer punto la especialista señala que la dieta será un éxito. Por grasas buenas se entiende todas las de origen natural que no sean saturadas. Aguacate, frutos secos y aceite de oliva son algunos ejemplos.

En teoría son consejos simples que todas podríamos incorporar a nuestra dieta, pero recuerda que lo mejor es que visites al médico pues sólo él podrá ayudarte con un plan integral de alimentación de acuerdo a tu edad, condición física y necesidades específicas. No pongas en riesgo tu salud.