Dile adiós al estreñimiento con estos consejos expertos

Esta patología aumenta en la época de invierno debido a la tendencia de las personas a ingerir alimentos más calóricos, ricos en carbohidratos y azúcares. La doctora Marina Becerra, gastroenteróloga de Clínica Dávila, entrega consejos para aliviar las consecuencias del tránsito lento.

El estreñimiento, o más comúnmente llamado tránsito lento, es una patología que consiste en el impedimento o complicación para ir al baño. Entre los factores que lo originan se encuentran el sedentarismo, la mala alimentación, el estrés, la genética y el orden a la hora de comer.

Más: ¿Cómo reacciona nuestro cuerpo ante la angustia, la ansiedad y el estrés?

"Si bien es un problema que aqueja a la mayoría de las personas en un mayor o menor grado, si no se va al baño por siete días o más, ya es un caso patológico y es necesario revisarse" alerta la doctora Marina Becerra, gastroenteróloga de Clínica Dávila. Además, explica que el tránsito lento tiende a producirse más en mujeres que en hombres, principalmente por factores hormonales, especialmente en quienes se encuentran en edad fértil.

Sin embargo, la especialista destaca que la alimentación es uno de los elementos que más influyen en la dificultad para ir al baño, ya sea acentuando o aliviando los síntomas. "Entre los alimentos que aumentan el estreñimiento están los carbohidratos, azúcares refinados, chocolates, quesos, carnes rojas, leche, harinas blancas, bebidas gaseosas y café", comenta la gastroenteróloga.

Más: Tips para combatir el estrés y que no afecte tu salud

Carbohidratos, estrés y sedentarismo aumentan los síntomas

"En la época de invierno, al hacer más frío, las personas tienden a dejar de lado las frutas y verduras, reemplazándolas por carbohidratos y azúcares, los que acentúan estas molestias", explica.

La especialista añade que esto no significa que nunca debamos comer estos alimentos, pero sí ser precavidos en cuanto a su consumo, alternándolos con aquellos que favorezcan el tránsito intestinal, como las ensaladas.

Por otro lado, los productos como la fibra, lactobacilos (presentes en los lácteos), kiwi, ciruelas, linaza, chia, porotos verdes, acelgas, espinacas, jugos naturales y té verde colaboran en el proceso de la defecación. "Generalmente los elementos provenientes de semillas, verduras y frutas son recomendados para combatir el tránsito lento", apunta la experta.

Además de la alimentación, el deporte ayuda en gran medida a combatir este mal ya que aumenta el metabolismo generando antioxidantes y produciendo un factor de estimulación de la motilidad (movilidad) del intestino. Respecto a los laxantes, aconseja que sean utilizados de manera restringida ya que al alargar su uso pueden producir problemas en el intestino.

"Otra factor que influye es el psicosomático, ya que el estrés, la ansiedad y la depresión acentúan el estreñimiento en las personas que ya lo sufren", explica la Dra. Marina Becerra.

Más: ¿Corazón roto y herido? Aprende a curarlo y a seguir adelante

 

Consejos para evitar el estreñimiento

– Tomar agua y consumir fibra diariamente para ayudar al sistema digestivo a hacer su trabajo.
– Tratar de caminar, nadar o hacer algún tipo de ejercicio por lo menos 3 o 4 veces por semana.
– Ir al baño al sentir ganas, tratar de no aguantarse.
– No saltarse comidas.
– Al ingerir alimentos altos en carbohidratos o azúcares, acompañarlos con verduras, frutas o cualquier producto que ayude a combatir el tránsito lento.