Conoce todo de la ictericia, enfermedad que tiene a los gemelos de Beyoncé en el hospital

De acuerdo con medios internacionales, fueron prematuros y eso ocasionó que su estado sea delicado

Por redacción Nueva Mujer

Desde la semana pasada los rumores sobre el nacimiento de los hijos de Beyoncé comenzaron a surgir de una forma muy rápida. Medios internacionales aseguraron que ya había dado a luz y luego de un discurso del ex presidente Obama, los rumores que apuntaban, había dado a luz a dos niñas se hicieron más fuertes.

En portal TMZ ha destacado que en efecto, los bebés nacieron, pero debido a un problema menor de salud siguen hospitalizados. Según este medio, los bebés padecen ictericia, una condición que se da en niños prematuros y que en la mayoría de los casos no es peligrosa.

DESCUBRE MÁS:

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, esta enfermedad hace que la piel y partes blancas se pongan amarillas por el exceso de bilirrubina, sustancia química de color amarillo que contiene la hemoglobina, encargada de transportar el oxígeno en los glóbulos rojos.

"A medida que los glóbulos rojos se degradan, el cuerpo desarrolla nuevas células para sustituirlos. Las células degradadas se procesan en el hígado. Si el hígado no puede manejar las células sanguíneas a medida que se degradan, se acumula bilirrubina en el organismo y la piel puede verse amarilla".

Las causas son variadas y se considera 'normal' que los bebés tengan un nivel alto de bilirrubina, pero éste debe normalizarse rápidamente. De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos: "cuando el bebé está creciendo en el vientre de la madre, la placenta elimina la bilirrubina del cuerpo del bebé. La placenta es el órgano que crece durante el embarazo para alimentar al bebé. Después del nacimiento, el hígado del bebé comienza a hacer este trabajo. Puede pasar algún tiempo para que el hígado del bebé sea capaz de hacer esto de manera eficiente".

Respecto a los tratamientos, los especialista señalan que la mayoría d ellas veces no requiere tratamiento, pero esto dependerá sólo de los análisis en los que se mida si el nivel es demasiado alto o se está lavando con rapidez.