Salud

Un plan integral gratuito para curar la obesidad en los ecuatorianos

Las mujeres entre 30 y 50 años son las que más se someten a las cirugías de manga gástrica o bypass.

Por Gabriela Vaca Jaramillo

El Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM) reactivó, desde hace 9 meses, la Clínica de Cirugía Bariátrica como una alternativa para controlar la obesidad y en la cual se trabaja de forma coordinada para brindar un tratamiento integral al exceso de peso corporal y sus repercusiones metabólicas. Está conformada por especialistas en las áreas de cirugía general, endocrinología, nutrición, rehabilitación física y sicología.

Rocío Quisiguiña, jefe de la Unidad Técnica de Cirugía General del HCAM, explicó que hay que entender a la obesidad como una enfermedad que amenaza a la población a nivel global. "Se trata de una enfermedad crónica que requiere una atención personalizada y que apunta a la reeducación e incorporación de hábitos de vida saludable.

DESCUBRE MÁS:

 

El IESS es el único hospital a nivel nacional que cuenta con un programa establecido de clínica metabólica y obesidad, es decir, los médicos especialistas brindan una atención grupal a los pacientes que son obesos y tienen trastornos metabólicos y también a los pacientes obesos sin trastornos metabólicos", detalla.

En este proyecto no sólo está la cirujana sino que colaboran endocrinólogos, nutricionistas, rehabilitadores físicos para el post operatorio y psicólogos.

Este plan inicia con una evaluación previa a cada paciente para detectar si amerita que siga el programa tomando en cuenta que no todos tienen indicación de cirugía ya que existe un indicador de la relación talla – peso en donde el especialista decide el tratamiento médico-nutricional a seguir o qué tipo de cirugía realizar ya sea restrictiva, manga gástrica o bypass.

Cabe destacar que se trata de un procedimiento complejo, las personas entre 60 y 65 años entran en un comité para decidir que exista menor riesgo y mayor beneficio y una vez que el paciente ha pasado con éxito por el periodo preparatorio, ingresa a cirugía, que es una técnica quirúrgica que se emplea en pacientes con obesidad severa y en los que ya han fracasado todos los tratamientos realizados. Consiste en la colocación de un anillo o banda gástrica (llamada gastroplastia), que reduce el tamaño del estómago, o en crear un sistema de derivación al nivel del aparato digestivo para reducir la absorción de nutrientes.

Según explica la especialista, se han operado a 130 pacientes, de los cuales el 90% continúa con su tratamiento y después de un lapso de 6 meses son evaluados para constatar su pérdida de peso. Se considera que el tratamiento fue realizado con éxito si el paciente logro perder el 50% de su peso.

"A la seguridad social no le interesa que el paciente se ponga flaquito sino disminuir la comorbilidad, es decir, si usted está gordita obviamente va a tener problemas de rodilla, cadera, lumbalgia, hipertensión y apnea del sueño.

Si nosotros les manejamos en las fases iniciales conseguimos que la mano de obra regrese a sus puestos de trabajo en el menor tiempo para evitar los periodos largos de ausencia por esta enfermedad. Por ende, hacemos que estas personas se vuelvan productivas y exista un menor costo hospitalario", explica.

Todo esto se hace a través de cirugía laparascópica avanzada además existe un robot para incursionar en el bypass. El programa tarda un año y los pacientes que tienen flacidez al final pueden someterse a la cirugías plásticas.

Pero con estos antecedentes, lo importante es detectar a tiempo si estamos en un problema de obesidad y para ello Quisiguiña nos enseña cómo hacerlo. Todos deben saber el cálculo del peso ideal, esto se calcula con la talla menos 100, es decir, si tu talla es 150 cms le restas 100 y te da 50 (+/- 2) kilos como tu peso ideal.

Multiplica tu talla al cuadrado y tu peso lo divides para ese resultado. Por ejemplo 50 kl (peso) / (1.50×1.50)= 22,2 es el índice de masa corporal. Hasta 24,9 se considera un rango normal pero si se llega a 29,9 ya es una obesidad grado 1, a 34,9 obesidad grado 2, a 39,9 obesidad grado 3, a 44,9 ya es un obeso mórbido.

"Se ha visto un grupo de pacientes en obesidades extremas por lo que se les enseña a comer previo a las cirugías porque si no aprenden es inútil la operación. Si comen en exceso obviamente el estómago vuelve a su estado inicial.

El paciente que sabe alimentarse bien y hace ejercicio no va a tener problemas y va a mantenerse dentro de un rango normal. La relación entre consumo y ejercicio logran un buen estilo de vida", concluye la cirujana.