Pierde peso y disminuye la celulitis con natación

No necesitas pasar horas en el gimnasio ni decirle adiós a tu comida favorita para ponerte en forma y tonificar tu cuerpo

Por María Briones

Cuando piensas en perder peso y ponerte en forma, sin duda una alberca no es la primera opción para lograrlo. Cuando inicié el reto Energy Fitness lo hice para aprender a nadar mejor, pero me sentía en desventaja con spinning y otras rutinas de alto impacto. Creía que estaba haciendo poco ejercicio, sin embargo he descubierto que eso no es verdad y que puede hacerte perder peso casi sin que te des cuenta. Lo mejor de esto es que no tendrás que sufrir con dietas riesgosas o rutinas estrictas. 

DESCUBRE MÁS:

 

Muchas mujeres piensan que practicar natación es sinónimo de ganar una espalda gigante y unos brazos musculosos dignos de medallistas olímpicos. ¡Error! Los atletas tienen un entrenamiento distinto y dirigido a fortalecer ciertas partes de su cuerpo. Lo que tú puedes hacer es enforcar el ejercicio a tus piernas o a todo tu cuerpo si lo deseas. Con 3 o 4 horas a la semana, empezarás a ver resultados poco a poco.

Para nadar no necesitas miles de prendas deportivas ni tampoco calzado de entrenamiento. Solo necesitas una gorra para recoger tu cabello, un traje de baño deportivo (no un bikini), unos googles y tus respectivas sandalias.

Con solo una hora de natación pudes perder hasta 500 calorías, pero si te esfuerzas puedes llegar a perder 700. La razón es muy sencilla, el agua es 800 veces más densa que el aire. Cada brazada, cada movimiento de piernas es como una mini sesión de ejercicios de resistencia para todo el cuerpo, especialmente las caderas, los brazos, los hombros y los glúteos. 

Estoy por cumplir 3 meses practicando natación y henotado los cambios en mis piernas y caderas, además de que poco a poco se ha desvanecido la celulitis. 

He bajado 4 kilos en 3 meses solo practicando natación y spinning y aunque no son muchos kilos, es un gran avance porque he ganado músculo y perdido grasa. No me he matado de hambre. Llevo una alimentación más balanceada, pero no he dejado de tomar mi café de  moka frío de vez en cuando, unas papas fritas los fines de semana y tampoco he abandonado las tortillas para acompañar algunos de mis platillos favoritos (nunca las podría dejar).

Así que practiquen natación y actívense.

Y EN IMÁGENES:

Imagen foto_00000002