¿Qué comer antes de correr? 5 tips nutricionales para runners

El entrenamiento y la planificación son básicos, pero la alimentación es un punto clave a la hora de correr.

El próximo 2 de abril se realizará una nueva versión de la corrida más importante del país: la Maratón de Santiago, competencia que ya tiene más de 30 mil inscritos en las distintas categorías (10, 21 y 42k).

Todos los participantes se han preparado durante meses y han entrenado duro, pero es importante tomar en cuenta ciertos consejos relacionados a qué se debe consumir durante las semanas y días previos a la carrera.

DESCUBRE MÁS

 

Andrea Schain, nutricionista del centro de entrenamiento atlético funcional SpeedWorks,  entrega cinco tips nutricionales para llegar a la Maratón en óptimas condiciones:

1.- Hidratación. Durante la semana anterior es indispensable tomar aproximadamente dos litros de agua al día. Para saber si se está en condiciones óptimas, hay que fijarse en que el color de la orina sea casi transparente.

2.- Consumo de alimentos. Durante la semana anterior a la carrera se debe aumentar el consumo de frutas, verduras y carbohidratos (avena, pan, arroz, pastas, papas), ya que estos alimentos además de hidratar, otorgan los nutrientes necesarios para enfrentar de la mejor forma la exigencia de la carrera.

3.- Cuidado estomacal. Los dos últimos días antes de la corrida hay que bajar el consumo de productos integrales, así como también de frutas y verduras, ya que nos pueden producir malestar estomacal.

4.- Cena apropiada. La comida de la noche anterior a la carrera debe contener una carga importarte de hidratos de carbono, como por ejemplo un plato de fideos con salsa, arroz, lasaña o puré.

5.- La primera comida del día. Es fundamental preocuparse por el desayuno antes dela carrera. Este debe ingerirse una a dos horas antes de la largada y no poseer ningún alimento graso como palta, mayonesa, embutidos o queso debido a que tienen una digestión más lenta y podría jugar una mala pasada en la competencia. Un buen desayuno podría ser una taza de leche descremada con un sándwich de pan blanco con pollo o quesillo o mermelada light o tomate, entre otros.

Todos estos consejos buscan que el día de la carrera, el resultado no tan solo pase por la preparación atlética, sino que sean complementados por una carga nutricional e hidratación acorde al desafío del largo recorrido por las calles de Santiago.