Salud

Los 5 mandamientos para transformar tu cuerpo y mente

Con esto traerás grandes beneficios físicos y mentales a tu vida.

Por Karen Hernández

Mantenerse en forma es una de las tareas más difíciles de ser mujer. Entre el trabajo, los deberes escoleares, atender a la familia y vivir la vida social, los excesos y descuidos hacen que bajar de peso o al menos no subir sea una misión imposible.

Tranquilas que siempre hay solución, todo está en constancia y disciplina para alejarte de los malos hábitos y tener los resultados que quieres. Estas son 5 claves que debes seguir para tener una vida saludable en cuerpo y mente.

        DESCUBRE MÁS

 

 ¡Manténte activa!
Hacer ejercicio quizá no esté en tu top de cosas favoritas para hacer pero la buena noticia es que no tienes que pasar horas sudando en el gym, basta con que hagas 30 minutos al día. De acuerdo a un estudio de la Universidad de Copenhagen, en Dinamarca, el ejercicio moderado durante este tiempo y de preferencia por cinco días a la semana, puede ayudarte a bajar de peso y mantenerte en forma. Es recomendable enfocarte en rutinas cardiovasculares como caminata o baile y combinar con un entrenamiento de fuerza dos veces a la semana.

Aunque suene demasiado es la cantidad perfecta paa que tu cuerpo trabaje como debe. Por lo general comemos sólo 3 veces al día (desayuno, comida y cena) pero hacerlo 2 o 3 veces más acelera el metabolismo y evita que acumules grasa y además. Por supuesto esta comida “entre comidas” no debe equivaler a lo que consumes en tu hora obligada, sino que deben ser colaciones ligeras y sanas como verduras, frutas o nueces. cada 3 o 4 horas.

No comas después de las 6
El problema de las comidas después de las 6 de la tarde no es el hecho de comer sino de la cantatidad y la calidad del alimento. Mientras más tarde cenes y en cantidades grandes. es más probable que no te deshagas de las calorías ingeridas antes de irte a la cama. Así que lo mejor es que optes por cenar ligero sin omitir la comida, de lo contrario te sentirás con mucha hambre al día siguiente y terminarás por sabotear tu desayuno.

Toma agua

Una adecuada hidratación es importante para el buen funcionamiento de tu cuerpo. Tomar agua ayudará a tus riñones a eliminar residuos y nutrientes innecesarios, mantendrá tus músculos y articulaciones en buen estado y mejorará tu digestión. Además, el agua es un gran aliado para la piel ya que ayuda a mantener su luz y elasticidad. Si crees que tomar agua es aburrido, puedes optar por infusiones de té pero siempre evita los enducolorantes y azúcares para endulzar.

Despídete del estrés

Todas estamos a expensas del estrés pero este es increíblemente malo para la salud ya que produce cortisol, sustancia que provoca que te hinches o subas de peso. Además al estar estresadas, tendemos  a consumir alimentos altos en calorías sin darnos cuenta para tranquilizar la ansiedad. Por otro lado, los altos niveles de cortisol aumentan la producción de aceites que conlleva a problemas de acné. Y sí, tu salud mental también se ve afectada pues el estrés traerá insomnio, el cual hará que te sea difícil lconcentrarte, te hará irritable y cansada durante el día. 

 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram