Así es como la natación te ayuda a eliminar la grasa de las caderas

La natación es el ejercicio más completo. Aparte de divertirte en el agua, te pones en forma.

Por María Briones

Cuando inicié mi rutina de nataición en Energy Fitness, comencé a sentir un cambio físico muy claro. Mis dolores de piernas casi han desaparecido y mi respiración ha mejorado bastante en las clases. Pero eso no es todo, pensé que quizás en spinning, en baile o en otras disciplinas se podía hacer más trabajo físico y se quemaban más calorías a comparación de natación, pero no es así.

Con media hora de natación (con esfuerzo), puedes quemar hasta 300 calorías y con una hora pueden ser de 500 a 700 calorías. Los ejercicios que te marca un instructor en una hora no resultan tan pesados si estás concentrada en hacerlo lo mejor posible. Controlar la respiración es lo más importante. A veces  sientes que el corazón late más rápido y las piernas duelen, pues las mueves sin doblar las rodillas para impulsarte contra la fuerza del agua.

Desde que inicié no quise estár obsesionada con los cambios de mi cuerpo, ni pesarme constantemente. Hoy puedo decir que, a un mes de iniciar mis clases de natación (falté una semana por una terrible gripa), ¡ya he notado algo que me emociona mucho! Se ha ido un poco de grasa de mis caderas (sí, esos gordos terribles que sobresalen cuando te pones pantalones a la cadera).

Gracias a esos gordos que tanto odio uso solo pantalones de cintura alta, aunque me gustan y no creo dejar de usarlos. Pero podría volver a usar los pantalones a la cadera que no me he puesto hace años (y que huelen a guardado). 

Me puse a reflexionar sobre mi trabajo físico y todo tiene sentido. Las piernas es lo que más muevo en esas clases, en un recorrido de más de 500 metros. Muevo las piernas hacia atrás y hacia adelante para impulsarme y eso me ha ayudado a ejercitarlas y que el dolor que tenía antes desapareciera.

Seguiré haciéndolo porque siempre he buscado eliminar esa grasa y no lo había logrado tan visiblemente.

También he notado algo más, ¿han encontrado en sus piernas una venitas pequeñas que se ven rojas y un poco azules? En mis piernas casi desaparecen. Antes me daban punzadas o pequeños dolores, pero gracias a la natación esto también ha disminuido. La natación también te relaja, es lo mejor después de una larga y estresante jornada de trabajo. 

Así que, queridas amigas, practiquen natación, de verdad que a mi me ha hecho muy feliz.