Día o noche: ¿Cúando es más efectivo hacer ejercicio?

Muchas son las teorías que hablan sobre los beneficios de realizar ejercicios antes de comenzar el día o de las horas en las que se obtiene el mejor resultado. Expertos de SpeedWorks derriban mitos y develan el misterio.

Levantarse temprano para ir al gimnasio puede ser para algunos una verdadera travesía, mientras que otros lo hacen con mucha pasión. Pero el cuerpo es el que manda y, según Eduardo Fuentes, head coach de SpeedWorks, no hay reglas fijas respecto de los horarios para entrenar pero sí hay que escuchar al organismo.

DESCUBRE MÁS

 

"El ejercicio en la mañana presenta un ambiente fisiológico (hormonal) mucho mejor y esto hace que el cuerpo acepte mejor las cargas de trabajo. Al comienzo cuesta adaptarse al horario, pero logrando esto la experiencia nos dice que da muy buen resultado", afirma Fuentes pero subraya que no es una norma general.

Lo anterior está basado también en que, en la mañana, se tiene mayor capacidad de alerta y control corporal, lo que hace que el cerebro trabaje de mejor forma, sobre todo en ejercicios de control motor y coordinación.

"Todo esto siempre y cuando se esté durmiendo muy bien. De no ser así, lo mejor es entrenar en la tarde", advierte.

Según Fuentes, si se tiene un buen dormir, es recomendable realizar ejercicios por la mañana. Pero si esto no es así, es mejor trabajar por las tardes "ya que el cortisol (hormona del stress) puede producir aumento de ella y es mejor no entrenar y ver al médico, y preferir la tarde".

El experto considera que por la tardes es aconsejable realizar deportes como Yoga o Pilates, debido a que se necesita que las articulaciones, los músculos y ligamentos tengan temperatura adecuada y humedad.

De esta manera, el especialista destaca las virtudes de realizar ejercicio por la mañana por los siguientes beneficios:

– En la mañana el entrenamiento puede ser de mejor calidad.

– Se está más despierto.

– Hay un mejor ambiente hormonal.

– El cerebro está más activo.

Pero también hay que considerar los siguientes factores negativos:

– Hace frío

– Si se duerme mal el entrenamiento puede ser peligroso

– Puede causar lesiones producto de la intensidad de entrenamiento (hay que elegir muy bien el trabajo)

– Si no se duerme bien, el cortisol hormona del stress puede producir aumento de ella y es mejor no entrenar y ver a médico.

En conclusión, si tiene un buen dormir y su alimentación en saludable por las noches, le damos la bienvenida al desafiante mundo del ejercicio matutino.