Dile adiós a tu periodo con este ¿lipstick vaginal?

Un doctor de Kansas, Estados Unidos ha creado un producto que parece ser una extraña solución ante el periodo menstrual.

Por Karen Hernández 

Todas nos hemos quejado del periodo alguna vez (o muchas veces) en la vida. Y es que mientras que para algunas es sólo una ligera molestia, para otras es el fin del mundo. Aunque sabemos que es algo que tiene que pasar, muchas daríamos lo fuera por evitar sentir ese incesante goteo, cual grifo descompuesto, de cada mes.

        DESCUBRE MÁS

 

Sin embargo, la idea de este doctor para 'frenar' el periodo te parecerá un tanto descabellada. Se trata del 'Feminine Hygiene Lip-Stick' (lápiz labial de higiene femenina), un producto creado por el doctor Dan Dopps, un médico de Kansas y CEO de una compañía llamada Mensez Technologies, que cree estar revolucionando la vida de las mujeres en torno al ciclo menstrual (y decimos cree porque las reacciones no han sido muy favorables).

Dicho producto funciona como una especie de lápiz adhesivo que sella la vagina durante el período de modo que la sangre sale únicamente cuando la mujer hace del baño. 

De acuerdo a Dopps, la vagina es como un "drenaje de ducha de auto-limpiado" por lo que requiere de un producto especialmente diseñado para cuidarla. Por ello, este lipstick adhesivo tiene compuestos naturales de aminoácidos y aceites esenciales que se aplica a los labios menores, de modo que se adhieren de una manera lo suficientemente fuerte como para retener el fluido menstrual en el vestíbulo que está por encima de los labios menores, justo donde está la abertura vaginal y la salida de la uretra. 

Según la descripción del doctor, en su sitio web, el producto no hace daño a la salud ya que su compuesto se lava instantáneamente con la orina y junto a esta, se libera el líquido menstrual (el cual debemos suponer se va acumulando durante todo el día). Lo cierto es que este "pegamento" suena agresivo y muy doloroso, algo que podría causar graves daños en la zona.

Dopps asegura en su perfil de LinkedIn que su invento es la "solución más segura" para controlar los períodos sin tener que recurrir a copas menstruales, tampones, almohadillas o ropa interior de período absorbente. La patente ya fue aprobada a mediados de enero y se espera que el concepto sea vendido a grandes empresas como Procter & Gamble o Kimberly Clark. Y es que no hay un futuro asegurado para ese objeto "mágico" ya que aún hay varias interrogantes como ¿cómo puede ser a prueba de sangre y sudor si se deshace con la orina y cuál es el riesgo de contraer alguna infección por retener el líquido? La respuesta es sí, bloquear dicho flujo podría causar problemas graves de salud, como el síndrome de choque tóxico, tal como ocurre con un tampón mal utilizado. Es aquí donde estamos de acuerdo con Dopps que la vagina es como una ducha con autolavado, donde el punto de los periodos es expulsar la sangre y llevarse las toxinas. 

El doctor respondió a una de estas interrogantes en sus redes sociales diciendo que "estamos usando la vagina como una vejiga al igual que los tampones". Claro, habrá que explicarle que la vagina no es para nada una vejiga, ni tampoco funciona como tal. La vagina es una estructura muscular, en forma de tubo y con una abertura situada detrás de la uretra que es por donde la se expulsa la orina. Sí doctor, la orina sale de la uretra, no de la vagina.

Ante las usuarias de la red, Dopps sólo ha quedado como un misógino y un hombre que quiere hacer productos para mujeres sin tener el conocimiento sobre la anatomía femenina. Además pareciera que es uno más de los que nos incita a creer que la menstruación es grotesca e impura; es molesta, pero es parte de la vida femenina y no vale ponerla en riesgo.