Recordar la infancia puede ayudarte a dejar de fumar

Las campañas anti tabaco se enfocan en la culpabilidad y el miedo. Si cambiamos ese principio, puede que los mensajes sean más efectivos.

Las fumadoras sabrá lo difícil que es dejar este vicio tan dañino. Aunque exista plena voluntad de la persona, las sustancias presentes en los cigarrillos hacen que nuestro cuerpo y mente se hagan dependientes, entonces, ¿cómo podemos librarnos de ello?

La ciencia y la medicina han tratado de buscar alternativas: existen tratamientos integrales que abarcan la dependencia física a la nicotina, se practica terapias de hipnosis para ir a la raíz emocional del problema y según un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Michigan (EE.UU.), acudir a la nostalgia de la niñez también puede ayudar.

Al recordar momentos felices de la niñez, nos sentimos bien, y esa es la lógica que impulsó a los especialistas a realizar estas pruebas. Con la ayuda de un grupo de fumadores voluntarios entre 18 y 39 años, se probó que los mensajes públicos anti tabaco deben evocar recuerdos positivos, en vez de culpa.

tumblrstatictumblrstatichyngcsgr4d4cc8ssg4sgkwkg640.gif

Tumblr

El objetivo del estudio era justamente ese: descifrar una fórmula efectiva para los mensajes de campañas anti tabaco. Como se expone en Daily Mail, el mensaje creado por Ali Hussain se enfoca en los recuerdos, con frases como: “recuerdo cuando era un niño y extraño la simpleza de la vida, las tardes de juegos…”

Luego de mostrar las imágenes a los voluntarios, la mayoría de ellos afirmaron que al ver y escuchar frases que les recordaba su niñez, su actitud hacia el cigarrillo cambiaba: lo asociaban con algo negativo y desagradable.

Puede ser que esta sea una de las soluciones. Los mensajes anti tabaco para fumadores no deben evocar culpabilidad o miedo, porque eso los hace tener una visión pobre de sí mismos. Sin embargo, si se apela a la nostalgia y a los momentos felices de la infancia, puede que exista un impulso más fuerte por dejar este vicio.