Tips para no enfermarte mientras practicas natación

Esta semana estuve muy enferma, pero me sirvió para poder compartir con ustedes algunos tips para cuidar su salud. Jamás están de más los tips

Por María Briones

Las semanas anteriores les conté lo feliz que era practicando natación. Sí, lo era,  hasta que un día salí de la alberca, me bañé y no sequé mi cabello. Tampoco llevaba una chaqueta o suéter abrigador, porque no tomé en cuenta los cambios bruscos de temperatura en la Ciudad de México. Salí de Energy Fitness y el viento era muy fuerte, fue entonces cuando pensé que podría pescar un resfriado. Así ocurrió

DESCUBRE MÁS

 

Me enfermé tan fuerte que no pude hacer nada por más de cinco días.  Eso me desanimó bastante porque dejar de hacer ejercicio tanto tiempo te resta la condición que habías ganado. Así que aprovecharé esta situación para advertirte de algunos riesgos de salud cuando te encuentras en clases de natación (o en alguna otra disciplina). 

Reglamento para entrar a una alberca

Cuando vas a natación (o al gimnasio) debes ver cuál es el reglamento. En el caso de las albercas debes llevar un traje de baño deportivo, no un bikini, trikini o algo parecido. Tu traje debe estar limpio forzosamente y, de igual manera, tú debes estar limpi@. ¿Te imaginas entrar en una alberca en donde haya personas sin bañar? No parece muy agradable ¿Cierto? También debes llevar una gorrita plastificada para cubrir todo tu pelo, esto con el objetivo de no contaminar la alberca con los cientos de cabellos que se te caen diariamente. También son recomendables los googles, ya que el agua está clorada y puede causarte irritación.

Como lo mencioné, el agua tiene mucho cloro, esto con el fin de matar todas las bacterias posibles. Pero hay que recordar que hay muchas bacterias resistentes a ese elemento. Alguna vez leí una entrevista que hicieron a un doctor especialista en bacterias del agua, quien dijo que el agua de alberca se contamina de muchas cosas que traen los humanos, MUCHAS, que mejor no las menciono para no causar pánico (pueden leer el artículo aquí). Por eso es muy importante (POR FAVOR) no orinarse en el agua, no tener escurrimiento nasal y, por lo que más quieran,  bañarse antes de meterse a nadar.

Bañarse después de salir de clase también debe convertirse en costumbre, ya que la piel se reseca muchísimo y el cabello también a causa del cloro. Lleva tu crema hidratante de noche para que esto no suceda y lleva tu champú y acondicionador para lavar tu cabello.

¡No olvides llevar tus propias sandalias! Es importante cuidar tus pies de posibles enfermedades y hongos que se encuentren por todo lugar. Mucha gente camina descansa por los vestidores y por las regaderas. Esto no es para nada higiénico. También entran con sus zapatos y recuerden que antes de pisar ahí estuvieron caminando por la calle. También puedes llevar tu toalla, no olvides que tus pies siempre deben estar secos una vez que salgas de la alberca.

Por lo que más quieras, si hace frío o está fresco, lleva una chaqueta, un abrigo o lo que se te ocurra para cubrirte después de tu entrenamiento. De la alberca sales mojada pero, aunque no lo sientas, también sales con el cuerpo caliente y cansado. Báñate, vístete y abrígate. Salir a una temperatura muy baja después de natación puede ser muy malo, en mi caso pesqué un gran resfriado. Ahora siempre procuraré llevar un buen suéter y una bufanda para tapar mi nariz y boca. Ustedes también háganlo, que no se les pase.