¡Se acabaron las pataletas! La realidad virtual llega al dentista

Si ir al dentista es una verdadera tortura para ti o tus hijos, este dato, te salvará la vida.

El primer Informe Nacional sobre Tecnología, Salud y Sociedad, "Realidad Virtual como Herramienta Terapéutica", realizado por Samsung y el think tank TrenDigital de la Facultad de Comunicaciones de la Pontificia Universidad Católica, plantea que un 72,4%, -de un total de 855 encuestados, mayores de 18 años-, estaría dispuesto a probar un procedimiento de realidad virtual para tratar algún tipo de miedo, mientras que un 59,7% cree que esta tecnología podría ayudarlos a superar los temores.

Asimismo, el informe realizado en el marco del proyecto #BeFearless que la compañía está llevando a cabo a nivel global y local y que tiene como objetivo ayudar a las personas a tratar el miedo a las alturas y a hablar en público, a través de la simulación de distintos escenarios, determinó que solo un 30.9% declara no padecer ningún tipo de miedo o fobia.

DESCUBRE MÁS

 

En este contexto, en Chile algunos odontólogos han comenzado a ver en la realidad virtual la posibilidad de disminuir los niveles de ansiedad y temor que algunos pacientes presentan a la hora de someterse a un procedimiento, tal como ocurrió con Gabriel Ascanio, un joven de 12 años que vivió una mala experiencia en el dentista, la cual le provocó un temor y un consecuente distanciamiento con este tipo de procedimientos.

"Mi hijo tuvo una mala experiencia con una dentista, por eso decidimos que ocupar la realidad virtual para esta instancia. Antes se ponía muy nervioso, muy agitado y evidentemente, los dentistas no podían trabajar tan bien con Gabriel" dijo Tania Lucavechi, madre de Gabriel.

"Con la realidad virtual, Gabriel ha mostrado una disposición distinta porque se involucró desde un comienzo en la experiencia y al elegir él la película que vio, mientras se le realizó el tratamiento de profilaxis y la aplicación de flúor, fue el protagonista del tratamiento lo que además, nos permite ganarnos la confianza del paciente desde un principio", dijo Mirella Biggini, odontóloga de la Universidad Finis Terrae y especialista tratante de Gabriel.

"Fue una experiencia entretenida. Yo conocía la realidad virtual sólo a través de los juegos y es primera vez que veo una película en este formato. Me sentí más tranquilo, no se veía lo que ella estaba haciendo así que me sentía más calmado y confiado. Procuré no pensar mucho en el tratamiento y concentrarme más en la película", aseguró el experto.