No más “fat shaming”: Sentirte mal con tu cuerpo e imagen puede afectar tu corazón

Esos mensajes de autorechazo nos hacen creer que es normal odiarnos a nosotras mismas, y lo más grave, es que esa sensación constante puede deteriorar la salud de tu corazón.

No importa lo que te digan los demás, tú ya te formaste una opinión acerca de tu propio cuerpo. Ahora, si odias como te ves y además, te comparas con los estereotipos de “belleza ideal”, corres riesgo de enfermarte física y emocionalmente.

Antes de hablar sobre las consecuencias de tener una mala imagen propia, tenemos que aclarar que no somos culpables de ello. No te castigues pensando en que tienes la culpa de sentirte mal por como eres, porque la sociedad se ha encargado de dejarle claro a las mujeres que tienen que ser de tal y tal forma para ser aceptadas.

Esos mensajes de autorechazo nos hacen creer que es normal odiarnos a nosotras mismas, y lo más grave, es que esa sensación constante puede deteriorar la salud de tu corazón. Así de preocupante es.

Un nuevo estudio publicado en el diario Obesity comprobó que aquellas personas que se sienten discriminadas o disminuidas por su peso, suelen tener tres veces más riesgo de desarrollar enfermedades metabólicas, diabetes y problemas al corazón.

Tener sobrepeso puede ser peligroso para la salud y eso está más que comprobado, pero este estudio analiza la dimensión social del problema y la vincula a los efectos físicos.

f935494c239b41cfadb2b794c1727c00.jpg

slideshow.tcmwebcorp.com

Rebecca Pearl, autora del estudio, cree que internalizar toda la información que está en Internet o en las redes sociales es perjudicial: todas esas cuentas “motivacionales” de ejercicio o comida sana no resuelven la autoestima o la autopercepción, sólo provocan que las personas cambien hábitos por razones equivocadas.

Muchas personas tienen una imagen mala de su propio cuerpo y para defenderse de los ataques de los demás, justifican esa situación llamándose a sí mismos “flojos” o dándole la razón a los que los critican.

Es importante luchar contra la estigmatización, porque puede destruir la vida de las personas. No permitamos que los demás se sientan disminuidos por su apariencia física.