Tips de natación de una chica que no sabía nadar (y sigue aprendiendo)

Cada cosa que consigas es un gran logro, nunca minimices tus avances por más pequeños que sean

Por María Briones

La semana anterior les conté que tenía un terror inmenso al agua y les mostré un video donde aparezco muy feliz 'nadando'. Ahora les explicaré cómo vencí ese miedo.

DESCUBRE MÁS:

 

No lo hice sola, estuve con una persona muy especial (mi pareja), a quien le tengo infinita confianza, y sabía que no me iba a dejar morir. Por ello lo debes hacer cerca de alguien que te cuide, en un lugar que no tenga corriente, que no sea muy hondo y puedas pisar cuando lo necesites. Esas son las condiciones para aprender a flotar.

Lo único que depende de ti es vencer el miedo ya que es lo que nos imposibilita a hacer muchas cosas. El miedo no se va si tu no te decides a mandarlo al carajo. Descubrí que lo más importante es estar tranquila, muy tranquila, relajada y concentrada. Mi novio me dijo: 'eres un globo y los globos flotan' (tal como lo dice el payaso horrible de las películas), pero tenía razón, respiré profundamente y sentí como mi cuerpo se elevaba (mientras él me tenía prensada de mi traje de baño y me soltó sin darme cuenta). No fue hasta un año después que logré perfeccionar mi técnica para flotar.

Para cuando inicié este Reto Energy Fitness, aún tenía un poco de miedo, y me preguntaba si podría lograr algún avance. Yo no sabía avanzar en el agua, a duras penas podía nadar como perrito a una velocidad casi nula. Ahora en la alberca de Energy Fitness tenía que hacerlo, decidí eliminar la vergüenza que sentía de ir a un gimnasio, ponerme un traje de baño y nadar frente a gente que lo hace profesionalmente. Me encontré con la sorpresa de que en la alberca hay mucha gente que va a aprender a nadar igual que yo, y también con personas que saben menos que yo.

Lo primero que mi instructor me dijo fue: 'Haz bucitos', estos consisten en tomar aire, contener la respiración y sumergirte, una vez bajo el agua comienzas a sacar todo el aire por la nariz, cuando sales de nuevo a la superficie sigues sacando aire por la nariz. Esto con el fin de que no tragues ni respires agua. Con la práctica de los 'bucitos' lograrás nadar y sacar la cabeza para respirar y volver a sumergirte, así  como yo en el siguiente video:

Cabe mencionar que este ejercicio no fue fácil para mi, tuve que hacer muuuuuuuuchos 'bucitos'. Después de, aproximadamente, 16 vueltas ese fue el resultado.

Otro ejercicio es hacer 'barrilitos', debes ponerte práctimanete en posición fetal en el agua, tu cara quedará sumergida y tu espalda saldrá a la superficie. Debes contener la respiración y cuando tengas que respirar debes pararte con firmeza y sacar la cabeza. Esto te ayudará a tener el control de tu cuerpo bajo el agua.

También es importante hacer 'flechas'. Este ejercicio consiste en tomar un poco de impulso y avanzar con el cuerpo boca abajo completamente erguido. Tienes que estar muy derech@ y levantar la cadera. Esto te ayudará a tener equilibrio en el agua y mejorar tu postura.

La natación es uno de los ejercicios más completos que existen, trabajas piernas, brazos, haces cardio y la respiración es fundamental. Es una manera de hacer ejercicio muy divertida, ni sientes que pasa el tiempo. Inténtalo.