Esto es todo lo que necesitas saber sobre las hormonas

Existen síntomas para detectar los desajustes hormonales, así como especialistas que pueden ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida

 Por Olivia O'Gam

Si hay algo que puede hacernos pasar verdaderos días de infierno, sin duda son los desajustes hormonales. Los cambiantes estados de ánimo son tan solo la punta del iceberg de conflictos que pueden ser verdaderamente graves. Por esta razón es necesaria la intervención oportuna de un especialista que nos ayude a descubrir cuándo se trata de un problema hormonal y cómo puede solucionarse.

DESCUBRE MÁS

 

El impacto de las hormonas en nuestra salud es tan poderoso debido a que, como señala el Hormone Health Network, "son mensajeras químicas que se crean en las glándulas endocrinas y controlan la mayoría de las funciones corporales, desde necesidades básicas simples como el hambre, hasta los sistemas complejos como la reproducción e incluso las emociones y estado de ánimo".

Es clave también comprender que existen diversas hormonas y cada una juega un papel fundamental en el cuerpo humano. En el caso de las mujeres no hay que perder de vista el estrógeno, la principal hormona sexual, que es responsable de la pubertad, regula el ciclo menstrual y prepara al cuerpo para el embarazo. La progesterona tiene una función similar a la de los estrógenos, pero su acción de mayor peso ocurre en la segunda etapa del ciclo menstrual.

Pero, ¿cómo saber que estás teniendo un desajuste hormonal? Damaris Vega, endocrinóloga y especialista en Diabetes y Metabolismo del Houston Methodist, nos lo explica en entrevista exclusiva para nuevamujer.com:

"Tener un desajuste hormonal es un término un poco genérico, ya que hay diversas hormonas que pueden causar diferentes problemas en sintomatología. De forma general, las características más comunes son: cuando hay cambios en la piel como resequedad, incremento de la sensibilidad hacia el frío o el calor, variaciones en el peso corporal (aumento o pérdida), debilidad muscular, pérdida de cabello, cambios en el estado de ánimo (irritabilidad, depresión) y modificaciones en el ciclo de sueño (somnolencia o insomnio). Ciertos cambios hormonales pueden incluso causar infertilidad o desajustes de la menstruación".

Por su parte, Graciela Noren, gineco-obstetricia del Centro Médico ABC, subraya algunos de los factores clave causantes de los desajustes hormonales en mujeres jóvenes de entre 25 y 35 años:

"Con la incorporación de la mujer a la vida profesional, se han identificado varios factores fisiológicos que pudieran intervenir o modificar el ciclo menstrual y detonar alteraciones: estrés, ejercicio excesivo, trastornos alimenticios (anorexia o bulimia) u obesidad. También existen algunas alteraciones como miomas o pólipos, intolerancia a los carbohidratos o resistencia a la insulina que pudieran llegar a alterar el ciclo menstrual".

Cuestionada sobre el impacto de las hormonas en la vida de las mujeres, la doctora Vega apunta:

"Las hormonas afectan a todas las personas directamente porque ellas controlan todas las funciones de las glándulas endocrinas. Hay algunas hormonas que, en un desajuste hormonal, pueden afectar la salud física y emocional, teniendo como consecuencia circunstancias o momentos en que se dificulte la concentración, problemas de memoria. No es lo que se ve comúnmente, pero puede pasar. Pueden haber mujeres que pueden estar limitadas en sus funciones por el desajuste hormonal que tengan en ese momento"

La experta del Centro Médico ABC, refiere que, durante la menstruación, "las fluctuaciones hormonales son significativas conforme va avanzando el ciclo menstrual. Hay momentos en que las mujeres se pueden sentir más tranquilas o más relajadas, pero cuando llega a haber picos hormonales, entonces sí hay muchos cambios de humor y en la piel, entre otros".

Controlar estos estados de ánimo tan variantes depende cada mujer y los factores externos que impacten su vida, asegura la especialista. "No todas las mujeres son tan susceptibles como para llegar a experimentar este tipo de cambios a nivel emocional o psicológico. Hay mujeres a quienes no les afecta. Es recomendable hacer ejercicio durante el momento de la menstruación, reducir la ingesta de cafeína, grasas, café, ya que esto puede ayudar a mejorar todos aquellos síntomas que se pudieran llegar a presentar".

Aquellas personas que tienen tendencia a la depresión o a estados de ánimo bajo o altamente irritables, llegan a experimentar alteraciones de mayor impacto. "Por eso les pedimos que hagan ejercicio, para liberar más endorfinas porque son estimulantes naturales y para que no se sientan tan afectadas", refiere la doctora Noren.

Una vez detectados los síntomas, lo que resta es acudir con un especialista para que nos brinde un tratamiento oportuno. ¿A quién acudir? La doctora Vega indica: "Son tres diferentes médicos los que pueden buscar cuál es la causa del desajuste hormonal. Puedes acudir con tu médico general a hacerte un estudio pormenorizado, también puedes buscar un ginecólogo, pues ellos saben las diferentes hormonas y cuáles deben ser los valores normales de acuerdo a la edad; también puedes ver a un endocrinólogo, ya que nos especializamos específicamente en desordenes hormonales".

Por otro lado, la experta apoya la recomendación del Hormone Health Network, al subrayar que: "Las hormonas que pueden causar problemas son varias, empezando con problemas de la tiroides que pueden desarrollarse desde los 12 años en cualquier mujer. La incidencia aumenta después de los 60 años, aunque puede aparecer en cualquier momento. Otra cosa que veo con frecuencia en las pacientes son ovarios poliquísticos, especialmente en la adolescencia. Del 5 al 10 % de las mujeres en edad reproductiva pueden presentarlos. También suelo atender irregularidades en el ciclo menstrual y, por supuesto la menopausia, la cual podemos ver entre los 48 y 55 años".

Finalmente, las expertas coinciden en que esta una de las etapas más complejas en la vida de la mujer debido al tema hormonal: "Una vez que la mujer llega a la experiencia de la menopausia ahí es cuando se empiezan a darse la mayoría de los desordenes hormonales. Es un poco más complicado restablecer las funciones de la mujer y lograr que sienta normal en el diario vivir".

Sobre este punto, la doctora Noren agrega: "La mujer debe estar al tanto de estos cambios hormonales desde temprana edad, ya que hay factores (genéticos) que pueden causar una menopausia prematura. Hay pacientes que pueden llegar a presentar una menopausia a los 30 años e incluso antes".