¡Adiós vida sedentaria!: Esto es 'Pound', la rutina para tonificar como toda una rockstar

Como saben, empezamos nuestro reto deportivo para despedirnos de la vida sedentaria y donde descubrí una increíble rutina que se ha convertido en mi favorita.

Por Karen Hernández

Aunque llevamos una semana con el reto, hemos aprendido la importancia que tiene en nuestra mente y cuerpo el hacer ejercicio, especialmente después de una larga jornada de trabajo.  

        DESCUBRE MÁS

 

Durante mi primera semana, les conté lo difícil que había sido pasar de una vida de gran actividad física, a una donde el único ejercicio que hago es teclear los dedos en la computadora y subir las tres escaleras que llevan al comedor de la oficina.

Por supuesto, todo mi cuerpo comenzó a sentir el golpe de inactividad y ni qué decir de mi estado anímico y el estrés extremo que se fue acumulando por la falta de liberación de endorfinas y serotonina (las llamadas hormonas de la felicidad). Suena muy científico, pero es real, nuestro organismo acumula grandes cantidades de energía durante el día y si no se liberan, nos sentimos ansiosas, deprimidas, cansadas y de mal humor, lo cual sin duda, puede reflejarse en nuestra vida diaria.

Esa primera semana me costó mucho trabajo agarrarle el ritmo a la vida de gimnasio, sin embargo, hice a un lado los clásicos aparatos y me atreví a entrar a una clase que ofrece el Energy Fitness y que ha puesto a prueba mi agilidad, fuerza y coordinación al máximo. Se trata de POUND, una disciplina aeróbica que combina ejercicios cardiovasculares con baile, percusión y mucho rock.

Imagen foto_00000001

¡Sí! Cada sesión incluye mucho Guns'n Roses, Pink Floyd, Blink 182, AC/DC, Aerosmith y una que otra popera con corazón rock y sí, así como hay disciplinas donde usas pesas o pelotas gigantes, este ejercicio tiene su propio instrumento: unas baquetas llamadas Ripstixs® que, en palabras de Gaby Cuevas, maestra de POUND, "sacan al baterista que traes dentro"

Cada sesión dura 50 minutos y los ejercicios son tan variados que trabajas hasta el último cabello de tu cabeza. "Al ritmo de la música trabajas abdomen, pierna glúteo y brazos. Es una clase bastante completa", explíca Gaby.  Dicen que la música es buena para el alma, pero aquí, también es buena para el cuerpo ya que acompañar las odiosas series de abdominales y sentadillas -de las que todas huimos-  al ritmo de "All The Small Things", hace que no te des cuenta de todo lo que estás trabajando (hasta que termina la clase y debes arrastrarte para llegar hasta las regaderas)

Otra cosa, ¿recuerdan que les dije que tengo coordinación nula para el baile? Pues el POUND es ideal para mejorarla, pues aunque no se trata específicamente de una clase de baile, pones a trabajar cuerpo y mente para no golpearte con Ripstixs®  (ya comprobé que duelen). Quizá al principio requieras un poco de concentración para captar los movimientos, pero conforme van pasando los minutos, el cuerpo se va soltando y cuando menos lo esperas, eres todo un Ringo Starr o Chad Smith (Red Hot Chilli Peppers) detrás de la batería.

Pero les diré cuál es la mejor parte de este ejercicio: liberar el estrés y soltar todos los corajes del día cada que golpeas todo con los Ripstixs®. ¡Estén atentas para más de nuestras historias con el Reto Energy Fitness!

 

 

 TE RECOMENDAMOS EN IMÁGENES

8 cosas que pasan cuando vas al gimnasio por primera vez

 Imagen foto_00000002