Ecuador: alarmante situación al automedicarse con pastillas quemadoras de grasa y proteínas

Muchas personas se dejan convencer por la publicidad que muestra cuerpos esbeltos pero omiten dos aspectos importantes de estos productos: las consecuencias y la falta de un registro sanitario.

Por Gabriela Vaca Jaramillo

Cuando Kathy Ramírez, de 31 años, empezó a consumir unas famosas pastillas que garantizaban reducir medidas a través de la quema de grasa de su cuerpo sintió que empezaba un nuevo capítulo para conseguir el objetivo, es decir, quizo seguir al pie de la letra la ingesta de estas pastillas para ver los resultados. Ella bajó de peso y se sentía feliz.

"Consistían en que no debes tomar nada de azúcar o sino azúcar natural como la stevia. Pues en mi caso si evidencié que cumplen porque reducí 20 libras en un mes. En ese tiempo yo me alimentaba normal, hasta fritada comía porque lo único que debía cumplir es eliminar los azúcares. Pero me sentía esclava de las pastillas y cuando ya vi que llegué a bajar 60 libras dejé de tomarlas. Obviamente subí nuevamente de peso.

No en todos los organismos funciona igual porque a un conocido muy cercano le dio taquicardia, cosa que no pasó conmigo más que sentir calor en las noches, que a mi criterio era cuando cumplían con la función de quemar grasa.

MÁS: ¡Chao pastillas!: En estos alimentos están todas las vitaminas que necesitas

Después de esas pastillas yo consumí otras y no les recomiendo porque me sentía con sueño, débil, cansada, y con fiebre. Tenía esa sensación de llenura todo el día y preferí dejarlas. Una amiga las tomó y a ella si le resultó. Desde mi experiencia puedo decir que hay que aprender a comer bien sino te conviertes en esclavo de estas pastillas y no todo el tiempo podemos estar medicados así", cuenta Ramírez.

Al igual que Kathy, muchos jóvenes, hombres y mujeres se dejan seducir por los cuerpos esbeltos que ven en las redes sociales promocionando un sinnúmero de pastillas que les quitará grasa del cuerpo, sin embargo también están aquellos deportistas que se ven obsesionados por ganar masa muscular y buscan las mejores proteínas. Pero esta situación tienen un alarmante trasfondo: la joven de 31 años que compartió su experiencia desconocía si ese producto tenía un Registro Sanitario.

Y esto es muy evidente para Verónica Bravo, médico estético, quien señala que las proteína y quemadores de grasa son dos cosas diferentes. "En el caso de las segundas estoy casi segura que esos fármacos carecen de un Registro Sanitario y por ello no se sabe la composición de las tabletas. Hace muchos años ya existían pero con otros nombres y otros colores. El compuesto de estas era el 'Racumin', y mató a mucha gente porque les producía hemorragias internas, lesiones en el hígado, entre otras.

Estas pastillas que circulan en redes sociales pueden tratarse de una publicidad engañosa porque, según mis conocimientos, no tienen Registro Sanitario y caemos en un tema de automedicación en donde el paciente no sabe lo que está tomando.

También estamos viviendo en un cambio de generación donde la delgadez prima y mientras más se baja de peso se siente mejor por lo que si de conseguir esta meta se trata, no les importa a qué costo. Esto cruza los límites psicológicos que establece el hecho de mantenerte saludable con un seguimiento adecuado ya sea con nutricionista, un cambio de estilo de vida, etc.

Lo ideal es que no hay que automedicarse, se debe hacer una valoración individual por paciente para tratarlo como tal porque ningún organismo va a reaccionar de igual manera. Piensa en que te puedes ver bien por fuera pero no sabes lo que está sucediendo a nivel de tus órganos internos.

Por otro lado, cuando un paciente quiere ganar músculo con vitaminas, proteína, creatina y otro sinnúmero de suplementos que se han hecho más visibles desde hace una década, debe conocer que las moléculas de estos son muy pesadas y puede producir una sobrecarga proteínica que el cuerpo no lo va a metabolizar bien y se originan problemas a nivel del hígado y riñón.

He tenido casos de adolescentes que consumen creatina y vienen con el rostro lleno de acné porque les genera brotes a causas hormonales. Si no se usa con una guía médica bajo prescripción de un médico deportólogo y endocrinólogo, el paciente se expone a consecuencias severas. Hay gente que exagera y van al uso de esteroides, hormonas de crecimiento y compuestos más complicados para el organismo.

La necesidad básica diaria de un ser humano lo abastece en una buena alimentación y no se debe extender de esos requerimientos nutricionales con otros productos. Si fuera el caso, sólo un especialista puede recomendar su uso.

En el caso de niños e infantes, así como gente de la tercera edad, requieren de proteínas que se ven en las farmacias porque están en etapas de compensación proteínica por sus edades.

Vi, también, el caso de un muchacho que en dos meses se transformó alimentándose únicamente con pechugas de pollo y claras de huevo a diario, pasaba en el gimnasio pero hoy en día está irreconocible porque cambió totalmente su figura", explica la experta.

Imagen foto_00000016

Con estos antecedentes, Nueva Mujer, indagó los criterios profesionales de otros especialistas en salud. Por ejemplo, el gastroenterólogo Guillermo Burbano, señala que con estas pastillas la grasa se absorbe parcialmente en el organismo pero si la persona es sedentaria no tiene ningún efecto y es peor porque el manejo de una obesidad es integral, es decir, con ejercicio, ser disciplinado en los hábitos alimenticios y salir de una vida de ocio y vicios.

"Cuando yo prescribo esta medicación es por laboratorio y con el mejor compuesto. Bajo ninguna circunstancia recomendaría un medicamento que sale en la televisión sólo porque me dicen que es bueno. Las pastillas carecen de Registro Sanitario, son productos genéricos que carecen de un respaldo o garantía con el paciente y es un error total considerar que existe un beneficio. La mayoría de estos pacientes tienen colesterol alto, triglicéridos por las nubes e hipertensión, el hígado graso y complicaciones en la tiroides.

En el caso de la proteína existen suplementos de calidad siempre y cuando haya una buena alimentación porque muchos olvidan la proteína animal en la alimentación y creen que el suplemento va a sustituir esta. Además hay que saber que exceder los niveles de proteína tienden a fomentar el hígado graso así como cirrosis y hepatitis no alcohólica. La gente la consume muchas veces sin justificación o por seguir una moda", indica Burbano.

MÁS: Esta es la mujer con '0% grasa corporal' criticada por tener cuerpo de 'hombre'

Con esto coincide la médico nutrióloga, Katherine Paredes, y acota que hay algunas sustancias y principios activos que vienen de las plantas y por ello se consideran productos naturales ya que tienen como efecto incrementar el metabolismo, es decir, el cuerpo funciona más rápidamente y utiliza mejor las grasas como fuente de energía.

"Dentro de estos hay algunos como la Garcinia Cambogia, la carnitina, etc, que son los principios propios de estas pastillas pero no hay una información científica muy contundente, sin embargo, es importante que estos productos lo manejen los profesionales porque yambién existen principios activos que afectan nuestra salud.

Con los quemadores de grasa se va a metabolizar pero hay reportes de personas que desarrollan insuficiencia hepática y renal, patologías bastante graves. Tienen efecto en la reducción de peso pero hay que saber el riesgo/beneficio sabiendo los efectos y después de un chequeo médico previo. La dosis y el tiempo deben ser manejados por un profesional.

Estos productos deben ser parte de un plan de alimentación adecuada y actividad física.

Cabe destacar que las proteínas encontramos en los alimentos de origen animal y sirven para formar músculo, es por ello que los deportistas cuando hacen actividad física necesitan compensar con el ejercicio. Si es alguien muy delgado y piensa que sólo con proteína va a engordar está muy equivocado, debe hacer ejercicio.

Normalmente las personas necesitamos un gramo de proteína por kilogramo de peso al día, entonces en función del peso, masa muscular, actividad física y otros factores, esto va a variar así como por las etapas de la vida, si es un infante, si está embarazada o es adulto mayor. La prescripción debe ser en función al requerimiento

Y hay que saber que el efecto rebote se da principalmente porque suelen consumir pastillas sin un cambio de alimentación y hábitos de actividad física. Cuando complementan con una dieta, la reducción de peso es brusca, podría decir que el cuerpo pasa en un periodo largo de ayuno, y por esta razón cuando la persona vuelve a alimentarse el organismo necesita recuperar lo que ha perdido con una máxima absorción de grasas, proteínas y nutrientes", detalla la nutricionista.

Para entender mejor sobre este tipo de pastillas y sus efectos, consultamos a Celio Romero, médico Posgradista en Medicina Deportiva, quien explica que los quemadores de grasa son productos ampliamente utilizados por deportistas en especial de físico culturismo, halterofilia, gimnasia e incluso personas que están en el gimnasio y quieren perder peso rápidamente sin tomar en cuenta las reacciones adversas de estos, que en su mayoría tiene acciones farmacológicas.

De esta manera, se han catalogado quemadores de grasa de origen fitoterápico (origen vegetal), acelerador del metabolismo y/o suplemento nutricional, en los cuales por su farmacocinética y farmacodinámica alteran el metabolismo del sistema nervioso, sistema endocrino y cardiovascular, el riesgo de tomar quemadores de grasa radica en adquirir un producto que no tenga registro sanitario, que la dosis no sea calculada para el peso del deportista o que entre sus componentes se encuentre un metabolito conocido como 4- dinitrofenol el cual se ha comprobado en muchos estudios científicos causante de graves complicaciones sanitarias a nivel mundial.

Actualmente se han desarrollado quemadores de grasa los cuales aumentan el metabolismo de las grasas por un mecanismo llamado Beta oxidación (proceso bioquímico para el metabolismo de las grasas) y a los cuales se les añade un diurético, estos compuestos de venta libre e ingestión sin medida también traen riesgos como deshidratación aguda, daño hepático, trastornos endocrinos y del sistema nervioso como ansiedad, irritabilidad, insomnio, calambres, fatiga muscular.

Por otro lado se encuentran las proteínas, suplementos nutricionales de alta gama y fácil acceso al consumidor, también hay una gran variedad de estos productos, van desde compuestos simples con carbohidratos hasta aminoácidos exclusivos para hipertrofia muscular, estos productos son consumidos en la mayoría de deportes en cuales el peso es fundamental para tratar de obtener un mejor rendimiento físico o simplemente aumentar de peso en relación a la masa muscular para obtener una mejor apariencia física.

"Dentro de los deportes que practico un 90% de personas consumen o han consumido proteínas para alcanzar un mejor rendimiento, como posgradista de Medicina Deportiva puedo aclarar que si mantienes una dieta que contenga un balance correcto entre carbohidratdos, proteínas, grasas y minerales es suficiente para alcanzar una meta deportiva, esto se logra calculando tu gasto diario metabolico en relación al ejercicio que practicas y realizando un análisis dietético de lo que tu cuerpo necesita para lograr sin sacrificar peso por rendimiento.

Imagen foto_00000017

Los efectos adversos de las proteínas también tienen un rango muy amplio, van desde aumento de peso desproporcional, deshidratación aguda, insuficiencia renal, trastornos gastro intestinales como nauseas, vómitos, diarrea, flatulencia, trastornos alimenticios, trastornos del comportamiento y trastornos hepáticos.

El uso de proteínas están claras en personas en desnutrición, con enfermedades absortivas del intestino o que requieran un aporte extra por algún trastorno digestivo.
Hay evidencia incluso en nuestro país del consumo sin medida de proteínas y en los cuales existen casos graves de deshidratación y muerte durante la competencia, para esto te pongo un ejemplo:

Si empiezas a tomar suplementos nutricionales con una carga alta en proteínas, tu cuerpo ya no absorbe la cantidad ingerida, estas tienen que pasar por los riñones para salir del organismo en la orina, en este punto si no estas correctamente hidratado las proteínas no se filtran, deteriorando poco a poco la función renal, este proceso llevara algunos meses llegando a una insuficiencia renal , imagínate si esta persona se inscribe para participar en un evento deportivo en la costa donde la temperatura promedio es de 25° y humedad de 80%, la deshidratación va a ser más rápida y más severa de tal manera que este deportista no va a llegar a culminar el evento con complicaciones graves.

¿Ahora bien, la pregunta sería como aumentar de peso de una forma sana?

Muy simple, lo primero es acudir a un médico que te pueda guiar con exámenes de laboratorio, una historia clínica completa, un examen físico y pruebas de esfuerzo para definir tu meta deportiva, elaborar un plan deportivo y nutricional para que empieces un entrenamiento sano, bajo en lesiones, completo en alimentación y con resultados claros, medibles y confiables.

MÁS: 5 alimentos con proteínas que deberías consumir a diario

Es indispensable crear una cultura entre nuestros deportistas amateur, para que antes de consumir suplementos nutricionales, tengan claro las reacciones adversas, los beneficios y se dosifique su uso en función a su peso y la meta deportiva.
Un deportista bien entrenado , con un plan dietético, deportivo estructurado, puede llegar a ser el primero en cualquier evento deportivo sin el uso de suplementos, esto es claro y probado por muchos estudios a nivel mundial", esclarece el deportólogo Romero.

Respecto al control de la venta de este tipo de productos, el representante del ministerio de Salud, Pablo Andrade, director del hospital de Nanegalito, en Pichincha, comentó que dentro de cada distrito existe una persona especializada en bioquímica que es la encargada de realizar los respectivos controles en las instituciones que ofrecen productos farmacéuticos, ya sean naturales, comerciales y genéricos.

El control de estos productos está a cargo de la persona representante del distrito de Salud así como los técnicos de la agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), mismos que emiten los Registros Sanitarios, los controles de calidad de medicinas y comparan los principios activos de un mismo medicamento, es decir, si un laboratorio quiere producir un tipo de pastillas se somete a un estudio para verificar si el principio activo es el que en realidad se está ofreciendo a la ciudadanía.

Según Andrade, la mayoría de productos naturales no tienen un Registro Sanitario formal dentro del ministerio de Salud y esto abarca un sinnúmero de medicamentos ya sean jarabes, pastillas, cremas, a veces inyecciones, etc. "Pues para llegar a tener el Registro Sanitario, la ciudadanía debe saber que se deben tener algunas pruebas de estos productos así como una evidencia científica o médica clara de que la sustancia activa tiene un efecto útil en una persona.

Hay fármacos que no tienen ningún principio activo más conocidos como "placebo" y estos son aquellos que generalmente se ofrecen en los buses, en centros naturistas o por redes sociales; de esto no existe un control riguroso pese a que su venta es penada por la Ley. Sin embargo y lastimosamente, estas supuestas medicinas se siguen vendiendo y tienden a tener reacciones adversas desconocidas como se ha visto casos específicos de pacientes.

Se ha trabajado en la regulación de los centros naturistas y deberían contar con un permiso de funcionamiento pero actualmente es proyecto sobre el que se hace hincapié.

En el caso de las pastillas que se ven en internet hay que destacar que se tratan de fármacos diuréticos, es decir, eliminan el líquido dentro del cuerpo forzando la diuresis o haciendo que se orine un poco más para eliminar más líquidos y el efecto que se consigue no es por eliminar grasa sino por la disminución de los líquidos del cuerpo. En este sentido las pacientes se sienten contentan pero deben saber que se han deshidratado de una manera severa y también ven que se ha bajado de peso.

Si un paciente observa que cierto fármaco no tiene un Registro Sanitario puede presentar la denuncia en cada distrito con el inspector sanitario o los comisarios en Salud que se encargan de dar el seguimiento y la investigación del caso", finaliza.