Esta es la infección que afecta mayoritariamente a las mujeres en verano

La cistitis es una infección urinaria que se puede tratar con antibióticos por tres días y que afecta principalmente a mujeres jóvenes o en edad posmenopáusica.

Durante el verano aumenta el contacto con el agua, por lo que las infecciones urinarias se vuelven más comunes. Si siente dolor al orinar, va al baño con más frecuencia y queda con ganas de seguir haciendo, puede que se trate de una inflamación de la vejiga comúnmente conocida como cistitis.

DESCUBRE MÁS:

 

El Dr. Luis Fernando Coz, urólogo de Clínica Universidad de los Andes y ex presidente de la Sociedad Chilena de Urología, explica que "la causa de la cistitis es una infección bacteriana de la vejiga, generalmente por bacterias de la familia de los Gram negativos, especialmente la Escherichia coli, la que produce un cuadro irritativo en la vejiga".

Síntomas

– Dolor al orinar

– Urgencia para orinar

– Deseos de orinar muy frecuentes, pasando de orinar entre tres y cinco veces al día a hacerlo cada media o una hora.

– Deseos de continuar orinando luego de tener la vejiga vacía.

– Orina con sangre.

"Para la paciente los síntomas que presenta son muy invalidantes. No puede salir, no puede estar tranquila, está muy incómoda, sumamente impulsada por la imperiosidad de las ganas de ir al baño, y si no va al baño pierde orina", explica el urólogo de Clínica Universidad de los Andes.

Dependiendo de la edad de las mujeres, existen una serie de factores de riesgo. En el caso de mujeres jóvenes, algunos de los detonantes se asocian a los efectos producidos por los baños de inmersión – baños de tina, en termas, lagos, mar y esquí acuático-. El inicio de la vida sexual, por la mecánica del coito, también puede provocar esta infección.

"En las mujeres posmenopáusicas, los factores predisponentes se asocian a la atrofia de la mucosa vaginal producto de la disminución de hormonas femeninas, lo que predispone y facilita la generación de una infección urinaria", señala el Dr. Coz.

Diagnóstico

– El cuadro clínico es típico.

– Examen de orina: permite acreditar la presencia de bacterias y signos inflamatorios en la orina.

Tratamiento

– Antibióticos: deben ser de amplio espectro para que cubran los gérmenes causantes de la infección urinaria. Pueden ser nitrofurantoína o macrodantina (antiséptico urinario) por tres días o una única dosis de fosfomicina (3 g.)

"Si la cistitis aguda es acompañada por otros síntomas, ya sea fiebre o compromiso del estado general, el tratamiento ya no es de tres días, sino que hay que tratarla como una pielonefritis aguda, y los tratamientos en ese caso son de por lo menos 14 días. En estos casos la paciente necesita un estudio más completo", señala el urólogo.

El Dr. Fernando Coz explica que hay que poner atención cuando las cistitis agudas comienzan a ser más frecuentes. En esos casos podría tratarse de otras patologías más graves que deben ser estudiadas.