Deja de contar ovejas y considera estos tips para dormir mejor

Recuerda que no sólo se trata de descanso, sino que de cómo esto afecta en todas las dimensiones de tu vida cotidiana.

Cuando somos jóvenes, nuestro cuerpo es resistente. Comúnmente, somos capaces de dormir menos horas y de funcionar bien durante el día, pero cada año que pasa, hace más notoria la diferencia entre descansar y no hacerlo.

Es cierto que hay personas que tienen la capacidad de ser productivas con pocas horas de sueño, pero eso no quiere decir que sea positivo. Los especialistas recomiendan dormir mínimo 7 horas cada noche y no es sólo por un tema de cansancio, sino que de salud.

Los medicamentos pueden ser útiles en un principio, pero sabemos que no es bueno abusar de ellos: debemos potenciar la capacidad natural que tiene el cuerpo para conciliar el sueño.

idiva115.gif

iDiva

¿Qué hacer? ¿Empezamos a contar ovejas?

Primero, debes preocuparte del lugar en que duermes. ¿Tu cama es cómoda? ¿Es un lugar agradable, que te genera paz?

Es muy importante que tu habitación sea como un templo del descanso: olvídate del desorden. Es una fuente de estrés importante y aunque digas que no te molesta el desorden, tu inconsciente lo asimila y lo convierte en ansiedad.

Y hablando de estrés y ansiedad, si duermes con tu pareja, trata de evitar las peleas antes de ir a la cama. Puede sonar cliché, pero es algo clave.

Un estudio publicado en Sage Journals analiza el impacto de la calidad del sueño en las relaciones de pareja y concluye que es un factor causa-efecto. Si dormimos mal, tenemos menos tolerancia a la frustración, reaccionamos de manera reactiva y eso afecta la comunicación con el otro.

Luego, si nos sentimos mal al respecto de cómo llevamos la relación, nos estresamos y eso también genera episodios de insomnio o noches en vela. Es un círculo vicioso. Por eso, es necesario prestar atención a esto y no restarle importancia; al fin y al cabo, la comunicación es lo que mantiene la confianza en las relaciones.

tumblrnqoo0lmjr91u2wibao1500.gif

Tumblr

¿Qué pasa con la tecnología? Sabemos que lo ideal, es no usar dispositivos electrónicos antes de dormir, porque la luz de las pantallas confunde a nuestro cuerpo y altera la producción de melatonina, la hormona que regula el reloj biológico del organismo.

Pero no son sólo las pantallas, sino que lo que vemos en ellas. Si eres de las que no puede evitar revisar las redes sociales, debes saber que eso también afecta tu descanso.

Estar demasiado pendiente de la interacción en plataformas como Instagram, Twitter o Facebook hace que nos creemos expectativas en torno a los demás y a nosotras mismas.

Esas expectativas también se traducen en ansiedades, y si revisamos los likes o seguidores antes de dormir, nuestra mente se enfocará en eso y no en el momento de descanso.