Haz un detox y libérate de los excesos que diciembre dejó en ti

Puedes comenzar con un plan de tres días. tu cuerpo te lo agradecerá

Por Andrea Sánchez

Ahora que 2017 arrancó sabemos que cumplir nuestros propósitos parece un tanto complejo pues nos enfrentamos a la realidad. Ya no estamos de vacaciones, ya no tenemos tanto tiempo y sí, puede que la temporada decembrina haya dejado en nosotros algo más que buenas experiencias, es decir, algunos kilos extra. Por esa razón sentimos que nos urge un detox, con el que ayudemos a nuestro organismo a sobrellevar los excesos.

Julie Daniluk, experta en nutrición, propone un plan de tres días en los que libres a tu cuerpo de las grasas saturadas, azúcar refinada, carne roja, embutidos, alcohol, refresco y grasas poco saludables a las que sometiste a tu cuerpo. Aunque siendo sinceras, son hábitos que deberíamos adoptar siempre. 

DESCUBRE MÁS:

Comida saludable

Aunque no se te antojen, aunque no sientas deseos de incluir en tu dieta, es primordial que incluyas verduras a todas horas. Puedes optar por desayunar claras con calabazas, espinacas o cualquier verdura de la temporada, para la colación elige apio o cualquier otra verdura, de preferencia cruda, para aprovechar la fibra. En la comida elige más ensaladas con menos aderezos a base de crema, dale preferencia a proteínas como el pescado y el pollo, en la medida de los posible, aléjate de la carne roja y los embutidos.

Más agua

Parece que beber agua se ha convertido en un anuncio publicitario, pero es la única forma de ayudarle a tu cuerpo a desechar lo que no necesita. Beber como mínimo litro y medio de agua ayudará a que tu piel se vea lozana, a erradicar el exceso en el consumo de sal que pudo venir con la ingesta de la comida tradicional de diciembre y por supuesto a que tu aparato digestivo funcione de maravilla.

Imagen foto_00000015

Smoothies saludables

Esta bebida es una de nuestras preferidas pues es ideal como colación por la tarde o como un desayuno de energía por la mañana. La fórmula radica en los ingredientes que le agregues. Siempre que te sea posible incluye verduras, fruta y alguna grasa buena como almendras, nueces, o aceite de coco.

Adiós excesos

Sabemos que ingerir azúcar es delicioso, pero si lo haces en exceso y no haces el suficiente ejercicio, esa azúcar puede convertirse en grasa. Comer sal en exceso hará que tu presión arterial se altere y que comiences a retener líquidos.