Mitos y verdades sobre las infecciones urinarias

Que se contagia por el sexo, que el arándano te sana, que solo le da a las mujeres… conoce cuáles son reales y cuáles no.

Se abre temporada de piscinas y playas y con ellas una desagradable situación que nos aqueja a la mayoría de las mujeres y también a algunos hombres, infecciones urinarias.

Las causas principales de estas infecciones son producto de las bacterias que ingresan a la uretra, para luego pasar a la vejiga y que es cuando esto se complica ya que después puede pasar a los riñones.

Entonces, si pensamos que se viene la temporada de piscinas y playa la humedad son algunos de los factores que pueden aumentar las probabilidades de contraer una infección urinaria.

Hay muchos mitos y verdades relacionados a este tema, y la educación e información son claves para cuidarse. A continuación, el Dr. Patricio Vásquez Ulloa, Ginecólogo y académico de la Universidad de Santiago, desmitifica algunas creencias populares.

image001.jpg

1. “Las infecciones urinarias les pasan solo a las mujeres”

Falso. Si bien pueden ser menos comunes, los hombres también pueden padecer infecciones urinarias. Es muy importante que los hombres vayan directamente al doctor, ya que podría significar un problema a la próstata.

2. “El uso de baños públicos causa infecciones”

Falso. Si bien los baños públicos tienen muy mala fama, no puedes contagiarte de una infección urinaria al usarlos. Una de las medidas que ayuda a prevenir las infecciones, es ir al baño cada vez que se tengan ganas.

3. “Quedarse con el bikini mojado aumenta la probabilidad de infectarse”

Verdadero. Importante mencionar que la humedad en la zona aumenta las posibilidades de contraer una infección urinaria. El uso constante de protectores y toallas higiénicas también puede generar humedad y, por lo tanto, contribuir al contagio.

4. “El jugo de arándano ayuda a curar la cistitis”

Falso. En base a un estudio realizado por la base Cochrane,que revisó múltiples trabajos que comparaban jugo de arándanos y placebo se llegó a la conclusión que el jugo de arándanos parece no tener un beneficio significativo en la prevención de cistitis en su consumo a largo plazo.

5. “La cistitis se contagia sexualmente”

Falso. No es una enfermedad venérea, es decir, no se contagia a través de las relaciones sexuales. Es importante limpiarse y cuidar la higiene después de una relación sexual, ya que eso sí puede producir una infección.