Esta es la razón por la que no deberías irte a dormir alcoholizada

Si se te pasaron las copas durante la fiesta, será mejor que hagas lo posible por bajar el alcohol antes de tirarte a la cama.

Por Karen Hernández

Estamos en fiestas de fin de año y es común caer en los excesos. Sin embargo, cuando te pasas de copas, lo último que debes hacer es irte a dormir, por más cansada que estés, ya que esto puede ser un gran riesgo para tu salud. 

DESCUBRE MÁS

 

De acuerdo con estudios realizado por la Universidad de Michigan y el Henry Ford Hospital, Sleep Disorders and Research Center en Detroit, Michigan, consumir cierta dosis de alcohol y después ir a dormir puede provocar trastornos de sueño como la apnea del sueño (interrupción momentánea de la respiración mientras duermes), así como aceleración del ritmo cardiaco y aumento de la presión sanguínea. Claro, aunque por naturaleza, durante la etapa REM presentamos estos aceleres, teniendo alcohol encima, no es algo positivo.

El alcohol tiene ese efecto poderoso de suprimir la actividad cerebral, provocando que el cuerpo se relaje rápidamente y que durmamos de 4 a 8 minutos más rápido de lo normal (casi como un desmayo).

Otro problema de dormir alcoholizada es que ni siquiera podrás dormir bien (aunque caigas más rápido), ya que tendrás sudoración excesiva y muchas, pero muchas ganas de levantarte al baño, en repetidas ocasiones. El alcohol provoa que tus vasos sanguíneos de la piel se dilaten, por lo que esas sudoraciones revelarán un asqueroso olor a crudo (y sudor) a la mañana siguiente. 

Si tu consumo de alcohol es constante (diario) y sobrepasa el 0.5%, tus niveles de azúcar aumentarán y tus ciclos de sueño se verán afectados. Usualmente tenemos entre cinco a siete ciclos de sueño cada noche (la etapa REM que trata de una parálisis temporal del cuerpo y cuando más sueños producimos, especialmente los sueños vívidos), sin embargo, el alcohol provoca que sólo lleguemos a uno o dos ciclos.

¿El problema? que los ciclos REM son reparadores ya que permiten que el cuerpo procese el estrés del día para despertar sin molestias, por lo que, despertar de una noche de borrachera, te hará sentir como si hubieses sido arrollada por un camión de carga.

 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Instagram

Síguenos en Twitter