Alimentos que alejan la retención de líquido de nuestro cuerpo en verano

Estar livianas, deshinchadas y bien hidratadas es la clave para pasar un verano con el vientre plano.

Por Daniela Maraboli, nutricionista de la Universidad San Sebastián.

El agua, es una sustancia que interviene en todos los procesos del organismo; nosotros la obtenemos de la humedad propia del alimento y de su metabolismo, pero principalmente través de la ingesta de líquidos.

DESCUBRE MÁS:

 

Lo ideal es que el agua esté en equilibrio, es decir que los ingresos sean equivalentes a la utilización. Sin embargo, existen ciertas situaciones en que se producen desequilibrios, y eso puede llevar a una acumulación de agua (edema), lo que popularmente se reconoce como retención de líquido; la que se genera muchas veces por el excesivo consumo de sal.

Algunos síntomas como hinchazón en piernas y tobillos y disminución del volumen de orina, entre otros; podrían sugerir que estamos con "retención de líquido".

Para evitar este trastorno, debemos cuidar nuestra alimentación; evitando el consumo de sal y de alimentos industrializados que contengan sodio en exceso, como los embutidos. Por otro lado, las bebidas gaseosas, no son hidratantes, debido a su contenido de azúcar y de gas (compuesto por sodio) y por lo mismo generan deshidratación, ya que para eliminarla se utiliza agua; generando un desbalance.

En verano es muy importante mantenernos hidratados, debido a que existe una gran pérdida de agua generada por el aumento de temperatura; por lo mismo la recomendación es consumir de 8 a 10 vasos de agua al día. Una forma entretenida de tomar agua es preparar infusiones o saborizarlas con hojas de menta, albahaca, pepino, jugo de limón o según sea tu preferencia, sin añadirle azúcar. Es importante crear la costumbre de mantener una botella de agua y tomar con frecuencia durante el día.

Durante esta época, la naturaleza es generosa en cuanto a la disponibilidad de alimentos; ya que nos ofrece una variedad importante de frutas y verduras; con las cuales podemos realizar preparaciones más llamativas en cuanto a colores y sabores; además de que contienen una cantidad de agua importante, aumentan la saciedad y nos aportan una gran cantidad de vitaminas. Recordar que su consumo debe ser en crudo para no perder sus nutrientes.

Existen ciertos alimentos que nos ayudan a desintoxicar nuestro organismo y a su vez son diuréticos, es decir, estimulan la eliminación de agua a través de la orina previniendo su acumulación.

La vitamina C es un importante desintoxicante y diurético, la podemos encontrar en gran cantidad en frutas y verduras, principalmente cítricos como frutillas, naranjas, limón, piña, tomates, entre otros. Una forma de aumentar el consumo de estos alimentos es preparando helados, que tengan como componente principal fruta y agua endulzados con stevia.

Siempre recuerda que la alimentación es un pilar fundamental de nuestra salud, y que se debe complementar con la realización de actividad física, como mínimo 3 veces por semana.